1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

 

 

 

Sinopsis: El actor, director de escena y miembro de la RAE José Luis Gómez prepara un nuevo espectáculo en el que latirán su inquietud por la Memoria Histórica y su compromiso con la expresión en vida de la lengua castellana.

Será un monólogo intimista en la línea de uno de sus trabajos más recordados, Azaña, una pasión española.

En 2018 se celebra el VIII centenario de la Universidad de Salamanca, la más antigua de España y una de las más antiguas de Europa, creada en 1218. El espectáculo Unamuno: venceréis pero no convenceréis se presenta en el marco de esta efeméride.

Dramaturgia: Pollux Hernúñez

Dirección: Carl Fillion y José Luis Gómez

Ayudante de Dirección: Lino Ferreira

Producción: Teatro de la Abadía, Universidad de Salamanca y Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes

Reparto: José Luis Gómez

Escenografía: Proescen, equipo de La Abadía, Carl Fillion y Eduardo Moreno

Iluminación: Felipe Ramos

Videoescena: Álvaro Luna

Vestuario: Ángel Domingo

Caracterización: Sara Álvarez

Espacio Sonoro: Eduardo López

Utilería: Teatro de La Abadía

Fecha del Estreno: 14/02/2017

Teatro: La Abadía

Sala: Juan de la Cruz

Duración: 1h y 10 min

Género: Drama

Web Oficial: Teatro de la Abadía

Entrevistas y reportajes:

J.L. Romo, El mundo: “José Luis Gómez encarna la 'dignidad moral' de Unamuno”

Alberto Ojeda, El cultural: “Unamuno, el asco de ser hombre en la España incivil”

Javier López Iglesias, Hoy es arte: “José Luis Gómez es Unamuno”

EFE, El periodico: “J.L.Gómez vuelve a ser Unamuno en La Abadía con textos que podrían ser de hoy”

Lorena G. Maldonado, El español: “José Luis Gómez: 'Unamuno votaría a un político honrado que defendiera la lengua española'”

Europa press, 20 Minutos: “La obra 'Unamuno: venceréis pero no convenceréis' se estrenará en Madrid

 

 

julioEl Teatro de la Abadía ha puesto en escena Unamuno: venceréis pero no convenceréis  dentro de una serie dedicada a la memoria histórica en la que incluirán también Azaña: una pasión española y Tiempo de Silencio. Este es un monologo construido documentalmente con las cartas y poemas del Unamuno tardío.

La dramaturgia, ingeniosa, seria y bien trazada se fundamenta en la contraposición entre un actor contemporáneo (el propio José Luis Gómez, factotum de la obra) y un espejo en el que se encuentra el reflejo del propio Unamuno. La escenografía, basada en un torno giratorio que desplaza un círculo completo (al estilo del teatro kabuki), subraya dos planos dramáticos: el del actor contemporáneo y el de Unamuno, interpretado por ese mismo actor, claro, en un ingenioso juego de preguntas y respuestas (un “arte de la entrevista”) que conforma, posiblemente, lo mejor de la obra.

La dirección es sobria, adecuada y enfocada hacia la proyección del actor. En la función a la que fui yo, un preestreno, hubo una serie de problemas técnicos notables: el decorado no funcionaba correctamente y el sonido tenía momento incluso molestos. Gómez lleva unos años trabajando con pinganillo (por lo menos desde su mejorable Celestina) y en algún momento se cruzó el sonido creando un molesto pitido.

«Venceréis, pero no convenceréis» es una famosa cita pronunciada del escritor y filósofo Miguel de Unamuno el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, durante una ceremonia de la por entonces llamada Fiesta de la Raza, aniversario del descubrimiento de América. La obra está realizada a mayor gloria del catedrático y rector de la Universidad salmantina (de hecho, forma parte de los festejos por el octavo centenario de la Universidad) y servirá para afianzar el mito Unamuno.

Gómez ha realizado una labor de documentación muy completa, y recoge incluso algunos testimonios como su obra de teatro Sombras de sueño, que plantea la muy unamuniana temática del sueño de los personajes (teatrales o ficticios): “¡Es tan extraño este mundo. . . y el otro! Los que parecemos de carne y hueso no somos sino entes de ficción, sombras, fantasmas, y esos que andan por los cuadros y los libros y los que andamos por los escenarios del teatro de la historia somos los de verdad, los duraderos. Creí poder sacudirme del personaje y encontrar bajo de él, dentro de él, al hombre primitivo y original. No era sino el apego animal a la vida, y una vaga esperanza… Pero ahora. . . , ahora sí que sabré acabar con el personaje!”.

Han surgido algunas dudas de la veracidad de los testimonios que recogen la famosa cita “Venceréis pero no convenceréis” leitmotiv de la obra. Así sigue:

“Este es el templo de la inteligencia. Y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.” Siguió una larga pausa. Luego con un valiente gesto, el catedrático de derecho canónico salió a un lado de Unamuno y la señora de Franco al otro. Pero esta fue la última clase de Unamuno. En adelante, el rector permaneció arrestado en su domicilio. Sin duda hubiera sido encarcelado, si los nacionalistas no hubieran temido las consecuencias de tal hecho. Unamuno moría con el corazón roto de pena el último día de 1936.”

El principal testimonio de la época es del que fuera residente de la Junta Política de la Falange Española Tradicionalista de las JONS Ramón Serrano Suñer, el cual no se encontraba en la universidad. El único periódico de la época que, que haya podido encontrar, que recoge la cita Solidaridad obrera (Barcelona, 5/1/1937, 3) no destaca el contexto y el autor Ezequiel Endériz sigue considerando a Unamuno un fascista, no un arrepentido. Hay una edición crítica del texto a partir del testimonio por Pollux Hernúñez que aclara el contexto y que sirve de documentación completa de este muy complejo episodio.

En breve, se trata de un texto interesante y correcto, con una ejecución que irá mejorando con el rodaje, sobre un personaje fascinante de nuestra literatura.

Julio Vélez Sainz

SET – ITEM

Rocío Gil Grande, RTVE: “Una obra valiente y didáctica que se atreve a abordar una guerra ‘incivil’ desde la neutralidad”.

Juan Cruz, El país: “José Luis Gómez se despojó de sí mismo, y fue plenamente el personaje que le encargaron”.

Luca Lembo, Red Carpet: “Consigue, con sencillez y eficacia, representar las ambivalencias, el conflicto y la consiguiente catarsis”.

Fernando Muñoz Jaen, Butaca de primera: “Con este tipo de montajes nos reconciliamos con el teatro como herramienta para educar sobre la Historia”.

Carlos Herrera Carmona, Masteatro: “Atmósfera, en definitiva, de ensoñación, duermevela y lirismo”.

F.J. Suárez, Mi reino por un caballo: “Su espacio escénico y escenografía consistente en un juego de realidad y ficción bien ejecutado”.

Beatriz Dueñas, Soynadie: “Nos invita a reflexionar sobre la inevitable semanjanza y comparación de la actualidad que vivimos”.

Juan Ignacio García Garzón, ABC: “Estremece la vigencia de los textos con los que Gómez ha cosido este montaje”.

Horacio Otheguy Riveira, Culturamas: “Todo el montaje resulta magistral en su conjunción de valiosos elementos, con alta capacidad de sorprender”.

 

 

Una obra valiente y didáctica que se atreve a abordar una guerra ‘incivil’ desde la neutralidad.

Rocío Gil Grande

RTVE

Consigue, con sencillez y eficacia, representar las ambivalencias, el conflicto y la consiguiente catarsis.

Luca Lembo

Red Carpet

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Logo