1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sinopsis: Un actor sólo sobre el escenario comienza el estreno de la nueva comedia de su compañía. Una obra del siglo XVI que nunca llegó a estrenarse ya que metieron en la cárcel a su autor y fue prohibida. A pesar de la inexplicable ausencia de sus compañeros, el cómico comienza la representación con la esperanza de que lleguen en breve. En este espectáculo de Commedia dell’Arte, la improvisación y las máscaras italianas serán las herramientas del actor para mostrarnos, en hilarantes situaciones, nuestro día a día de un modo fresco, actual y sorprendente pero, ¿lo llevará esto a la cárcel?

Autoría: Javier Oliva

Dirección: Irene Salas

Producción: Javier Oliva

Compañía: Teatro del Lazzi

Reparto: Javier Oliva

Escenografía: TEATRO del LAZZI

Iluminación: Francisco Rubio

Vestuario: TEATRO del LAZZI y Mari Ángeles Fernández

Diseño del Cartel: Álvaro Sola

Fotografía: Álvaro Sola y Alba López

Fecha del Estreno: Febrero del 2020

Teatro: Teatro La Latina

Sala: Off Latina

Duración: 70 minutos

Género: Comedia-Comedia del arte

Crítica teatral de Una comedia incomoda 

Guillermo Vásquez Cubides – Alumno en prácticas máster UCM

Una comedia incomoda se presentó en febrero de 2020 en la cueva del off de la latina, es una obra cargada de comicidad y con una importante participación del público. En ella vemos a un cómico que intenta resolver una situación; sus compañeros, los demás cómicos de la compañía, no han podido llegar a esta función, así que él asume la labor de personificar a cada uno de los personajes, esperando a que en algún momento lleguen, para después evidenciar que nunca lo harán; es con esta fábula sencilla y con una destreza actoral admirable que Javier Oliva hace un recorrido por algunos personajes tipo de la comedia del arte, por medio de un ejercicio de personajes simultáneos los cuales son: Zanni, pantalone, arlecchino, Dottore, colombina, Capitano entre otros; que con gran habilidad logra manipular las máscaras y hacer que la magia del teatro se dé una vez más.

Sin duda alguna uno de los aspectos que destacan es la complicidad y comicidad que se consigue con y del público, logrando concentrar la atención y dando espacio a la improvisación tanto de una parte como de la otra, tal es el caso del ejercicio que se realiza con el móvil, medio por el cual el cómico se comunica con sus compañeros, personajes ausentes desde un espacio autónomo y que da sustento a todo el hecho dramático, también algunas palabras clave que activan al público en donde hábilmente se extrae toda la comicidad del mismo, y que le dan material al cómico, el cual no pierde ningún detalle, sino que por el contrario, aprovecha cada uno de estos para incluirlos en la trama, recalcando su capacidad para improvisar y demostrando su bagaje sobre la comedia del arte.

Con respecto a la escenografía esta está compuesta por algunas maletas, que van cambiando su uso con el acontecer de la pieza, acudiendo en gran parte a la imaginación de los espectadores y de donde el cómico extrae la utilería de mano y diversos elementos de vestuario, el cual cabe señalar está muy bien diseñado y es desde este aspecto con el que se caracteriza a cada personaje que a su vez también se atrapa al público, el cual queda sorprendido al ver el vestuario de los diversos personajes además de las bellas máscaras realizadas por Jorge Añon, respetando la tradición de la comedia del arte.

Sin embargo no todo es positivo, hay algunas referencias modernas, que resultan un tanto chirriantes y completamente innecesarias, tal es el caso de las referencias a Rosalía y a Daddy Yankee, aspecto que aporta poco a la comicidad del personaje. Por supuesto que el problema no es el género musical, pero sí que se percibe bastante forzado.

Como breve conclusión es importante la reflexión que la pieza deja y que se adelanta con la constante integración de los espectadores, pues todas nuestras vidas terminan siendo comedias incomodas y todo esto porque somos nosotros mismos quienes, como el cómico en la obra, la vivimos. Una sobresaliente pieza para disfrutar y aprender de la comedia del arte.

Aida Deturck, “Crítica: “Una Comedia Incómoda”, Play acting journal [8/10]

 

Ester M. Gonzales, “Una comedia incómoda”, espectáculos BCN [7/10]

 

Entrevista: N.A, “Entrevistas UNA COMEDIA INCÓMODA – TEATRO del LAZZI”, Teatro del Lazzi

 

Entrevista: N.A “Una comedia incómoda” , onda azul.

 

Reportaje: Ivan Sanchez-moreno, Teatro del Lazzi – Una comedia incómoda, B-ritmos.

 

 

Todas nuestras vidas terminan siendo comedias incomodas y todo esto porque somos nosotros mismos quienes, como el cómico en la obra, la vivimos. Una sobresaliente pieza para disfrutar y aprender de la comedia del arte.

Guillermo Vásquez Cubides

Alumno en Prácticas, Máster UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo