1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

 

Sinopsis: Historias que se cruzan de seis personajes, tocados por crisis neuróticas, que se relacionan entre sí en busca del amor, correspondido o no, o de la proximidad y el aliento con el cercano. En este recorrido cada uno intenta salir de un mundo de peculiar marginación, donde ellos se han colocado.

Autoría: Denise Despeyroux

Dirección: Denise Despeyroux

Ayudante de Dirección: Paula Fonseca

Reparto: Jesús Noguero, Vanessa Rasero, Giovanni Bosso, Sara Torres, Pietro Olivera, Lorena López

Escenografía: Eduardo Moreno

Construcción de Escenografía: Proescen

Iluminación: Pau Fullana

Vestuario: Paola Diego

Realización de Vestuario: Marisa Sánchez

Música: Pablo Despeyroux

Espacio Sonoro: Mariano García

Fotografía: Sergio Parra

Fecha del Estreno: 16/11/2017

Teatro: Español

Sala: Margarita Xirgu

Duración: 1 hora y 50 minutos

Género: Comedia

Web Oficial: Teatro Español

 

antunanoEn los albores de la pasada temporada el Matadero estrenó Historias de Usera, un trabajo colectivo de seis dramaturgos con obras de teatro breve, relacionadas con el barrio de referencia. Espectáculo entretenido y desigual, donde destacaba entre otras la pieza de Despeyroux. Ahora en Un tercer lugar, decide rescatar esa obra breve y ampliarla con historias de otros cuatro personajes, que viven, como los ya conocidos en un mundo de marginación, más si cabe psicológica que social, en una soledad autoimpuesta de la que pretenden salir mediante relaciones con los más cercanos. La proximidad, el amor platónico o real, la amistad o las relaciones son objetivos que todos persiguen con la ansiedad del neurótico que siente que el tiempo se le agota sin conseguir su finalidad. La obra se organiza mediante una sucesión de escenas de dos personajes, planteamiento que conlleva una monotonía estructural que lastra el conjunto; por otra parte, la escritura de Un tercer lugar en momentos distintos y planteando la pieza actual como una amplificación de la precedente hace que se vean las costuras, la falta de uniformidad en el estilo, la desigualdad en los diálogos y diferentes desarrollos y calado en los personajes. No son fáciles las segundas partes y no sé hasta que punto funcionan: es posible que bien para el espectador que no conozca los antecedentes y con cierto desencanto para el que ya conociera esta pieza corta, ahora alargada, de Historias de Usera. Al margen de esta cuestión, la propuesta posee diálogos chispeantes, picados y con parlamentos dichos con intención e ironía, que provoca la risa y la compasión. Es lo más destacable junto a la conformación de algunos personajes, Tristán y Cordelia, que sobresalen sobre el esbozo de los cuatros restantes; es una lástima que el mayor desarrollo de Un tercer lugar no le invite a profundizar y confrontar más las patologías de los protagonistas (neurosis y paranoia). Llegan las dosis de ternura que se produce por el desamparo de las vidas de los personajes, la imposibilidad de llevar a puerto sus intenciones y las situaciones absurdas (cómicas y dramáticas) en las que se ven inmersos. En la composición de Un tercer lugar sobra una escena final, que alarga de manera innecesaria, la penúltima escena. Como en otras obras, se aprecia que Despeyroux tiene mimbres para ser una buena dramaturga, conoce el oficio y lo desempeña con solvencia, pero le falta la capacidad para construir fábulas, que puede escribir de manera canónica o con estructura fragmentaria, pero, en cualquier caso, dando una consistencia a sus propuestas escénicas que, de momento, se quedan en brillantes ejercicios de escritura con un peso excesivo de la anécdota.

Los seis personajes permanecen en escena durante toda la función y salen al área de representación en el momento de interpretar. Este procedimiento permite más agilidad que ritmo, pero funciona para que no existan espacios o momentos vacíos. De la dirección y de los intérpretes lo más sobresaliente, es la capacidad para incorporar las breves historias de cada uno de los personajes de manera natural y rápida, aproximando sus comportamientos a muchos que resultan próximos. Espacio escénico funcional, en forma de ángulo, formado por una gran estantería, donde se acumulan objetos de diversa índole, y una pantalla que recoge el número de la escena y la idea central, al tiempo que es pared para salir en oculto de unos personajes, mientras se incorpora la siguiente pareja. Propuesta agradable para unos, decepcionante para los conocedores de los antecedentes que tampoco serán tantos.

José Gabriel López Antuñano

ARES – UNIR

 

 

José-Manuel Vila, Diario Crítico: «Un tercer lugar, el Tractatus amoris philosophicus, de Denise Despeyroux».

Juan Ignacio García Garzón, ABC: «Un tercer lugar: lo importante es amar».

Ángel Esteban Monje, Kritilo: «Denise Despeyroux profundiza en su concepción del amor a través de seis personajes repletos de rarezas».

Marcos Ordóñez, Babelia: «Un carrusel de amores y desamores, maravillosamente escrito, dirigido e interpretado por un sexteto afinadísimo».

Javier Vallejo, El País: «Perdidos en el espacio, una comida humorística y sentimental de Denise Despeyroux, en el Teatro Español».

 

 

 

 

 

Denise Despeyroux profundiza en su concepción del amor a través de seis personajes repletos de rarezas.

Ángel Esteban Monje

Kritilo

Un carrusel de amores y desamores, maravillosamente escrito, dirigido e interpretado por un sexteto afinadísimo.

Marcos Ordóñez

Babelia

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo