1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sinopsis: Esta primavera la invitada especial en La Abadía será Nao d’amores, que presentará dos espectáculos muy diferentes entre sí. Esta compañía, encabezada por Ana Zamora, lleva quince años indagando en un repertorio poco frecuentado, sobre todo el teatro anterior al Barroco, en una ejemplar e insólita fusión de palabra y música. En La Abadía hemos podido ver su Auto de la Sibila Casandra, Auto de los cuatro tiempos, Misterio del Cristo de los Gascones y la coproducción entre Abadía y Nao d’amores Auto de los Reyes Magos. Triunfo de Amor continúa la labor de recuperación literario-teatral, reivindicando la figura de Juan del Enzina, gran autor dramático del Renacimiento español, aquel que marcaría el teatro de su tiempo y condicionaría todo el teatro posterior. Un espectáculo con música de la época en directo, lleno de candor, que de alguna manera refleja el paso del debate amoroso con base en las tradicionales disputas medievales al que será el gran tema de la literatura renacentista: el irresistible poder del Amor.

Dramaturgia: Ana Zamora

Autoría: Juan del Encina

Dirección: Ana Zamora

Producción: Nao d’amores

Ayudante de producción:

Producción ejecutiva: Germán H. Solís

Compañía: Nao d´amores

Reparto: Sergio Adillo, Javier Carramiñana, Eva Jornet, Rodrigo Muñoz, Irene Serrano, Isabel Zamora

Escenografía: David Faraco

Iluminación: Miguel Ángel Camacho, Pedro Yagüe

Movimiento: Javier García Ávila

Vestuario: Deborah Macías

Música: Alicia Lázaro

Web Oficial: Nao d'amores

Entrevistas y reportajes:

20 minutos: “Nao d'amores rescata la obra menos representada de Juan del Enzina en 'Triunfo de amor', su último montaje”

Carmen Aguado, El Norte de Castilla: “Nao d’amores rinde homenaje a Juan del Enzina en ‘Triunfo de amor’”

Info Bierzo: “Nao d’amores resucita a Juan del Enzina y su ‘Triunfo de amor’ en el Bergidum”

Alberto Ojedar, El Cultural: “Entrevista Ana Zamora: 'Somos unos locos consagrados al prebarroco'”

Creando Tu Provincia: “Entrevista Ana Zamora: 'Somos unos locos consagrados al prebarroco'”

 

julioEl interés por parte del Teatro de la Abadía y la Compañía Nacional han hecho coincidir una buena serie de obras de teatro preclásico (el anterior a Lope de Vega y Calderón, a Tirso y a Shakespeare, Molière y Racine). Se trata de un primer teatro clásico que merece atención y estudio propio (www.ucm.es/ptce). Si acabamos el año con la celebración de los entremeses cervantinos (Cervantes es autor de este primer teatro clásico) en el icónico espectáculo del citado Teatro de Chamberí, este año tenemos en cartel en ese y otros teatros un significativo número de obras medievales y renacentistas.

Ana Zamora y su grupo cumplen este año 15 años en escena y lo hacen en plena forma. Su dramaturgia, basada en la Representación hecha ante el príncipe don Juan, Égloga de Cristino y Febea y Égloga de Plácida y Victoriano, tres textos de Juan del Encina, patriarca de nuestro teatro, es un triunfo en todos los sentidos.

Zamora ha escogido tres ejemplos representativos de la segunda época enciniana (las más influida por la Italia renacentista), la nao que mejor navega entre lo farsesco y lo pastoril. Zamora y Alicia Lázaro combinan las obras dramáticas de Encina con canciones del mismo autor, como suele ser habitual en su repertorio. En el texto, pese a los muchos y muy notables recortes, no se echan en falta grandes fragmentos de los textos. Una excepción, quizá (solo quizá), es la Égloga de Plácida y Victoriano en la que el proceso de enamoramiento de Plácida es tan rápido que no permite ver bien la evolución del personaje. Con todo, es un momento gozoso y divertido. Los actores (Sergio Adillo https://www.ucm.es/ptce/adillo, Javier Carramiñana y Eva Jornet) están magníficos en un registro tan difícil como el sayagués (un lenguaje teatral que imita el de la comarca de Sayago y que debería ser obligatorio en las escuelas de actores). Los músicos, liderados por la propia Lázaro, estupendos en su interpretación de piezas homofónicas o con pequeños diálogos a dos voces. El vestuario es muy versátil, marca de la casa, y las mismas prendas (monos al estilo de La Barraca lorquiana) permiten transmutar a pastores en escuderos o dioses.

La escenografía es muy interesante: Zamora sitúa una sillería de madera inspirada en las sillerías del coro de Iglesia. Como en todas sus obras, Zamora acaba con un retablo final al modo de los retablos renacentistas, esta técnica le permite resumir el contenido de la obra. La recomiendo completamente, es un triunfo.

Julio Vélez Sainz

SET/ITEM

José-Miguel Vila, Diario critíco: «Nao d’amores celebra sus primeros 15 años con un exquisito Triunfo de amor»

Juan Ignacio García Garzón, ABC: «Triunfo de Amor: el amor todo lo vence»

José Catalán Deus, Periodista digital: «Triunfo de amor, nave algo escorada»

Víctor Iriarte, Aquí muere hasta el apuntador: «Una dramaturgia totalmente contemporánea, una recreación que sin embargo parte de un meticuloso conocimiento de la tradición»

Julio César Sánhez, Lanza digital: «Brillantez y dinamismo en Triunfo de Amor»

triunfo-3

triunfo-4

triunfo-2

triunfo-1

Una dramaturgia totalmente contemporánea, una recreación que sin embargo parte de un meticuloso conocimiento de la tradición

Víctor Iriarte

Aquí muere hasta el apuntador

Nao d’amores celebra sus primeros 15 años con un exquisito Triunfo de amor

José-Miguel Vila

Diario critíco

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo