Javier Ramírez
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autora: Javier Ramirez Serrano

Sinopsis: Telas aéreas, acrodanza, trapecio, aro, malabares… Todas las técnicas circenses puestas al servicio de jóvenes artistas de la escuela de circo Carampa. Tríptico de ausencias son tres piezas de creación colectiva que muestran las ganas de estos artistas emergentes de crear sus propias obras y hablar sobre lo que les importa. Comunicar con el movimiento, transmitir con la acrobacia, decir desde un trapecio; poesía visual que late en Kairos, Dê(s)foule-toi y Palabras de Ausencia.

Autoría: Javier Ramirez Serrano

Dirección: Javier Jiménez y Helena Lario

Producción: Escuela de circo Carampa

Compañía: Escuela de circo Carampa

Reparto: Mihaela Zahmanova, Laura Péré , Andrea Chipoco, Anouk Tournier, Elian Flipo, Fernando Mariscal, Carolina Peralta, Dana Calderón Díaz, Emma Ducuing, Ignacio Veloso, Luigi Fabia, Viviana Parra, Sebastián Serna, Martín Olaberría, Laura Lombarte, Charlie Poisson, Reyes Lulu

Fecha del Estreno: 8 de mayo de 2022

Teatro: Teatro Circo Price

Duración: 75 min

Género: Circo

Web Oficial: https://www.teatrocircoprice.es/programacion/triptico-de-ausencias

Espacios teatrales públicos abiertos a todos y todas

Javier Ramirez Serrano, ITEM

Los teatros públicos no deberían serlo solamente por su gestión dependiente de los fondos comunitarios. Ante la creciente externalización de servicios que ha dejado en manos de empresas privadas gran parte del personal de estas instituciones hoy nos parece lejana la idea de que estos lugares son públicos porque nos pertenecen a todos y todas las madrileñas. Esta realidad se hizo más patente que nunca este pasado domingo 8 de mayo, cuando los alumnos de segundo curso de la escuela de circo Carampa pudieron mostrar sus creaciones ante un público entusiasmado. La posibilidad de uso de los ciudadanos y ciudadanas de los espacios teatrales profesionales gestionados con fondos públicos debería darse por supuesto. Por eso es tan importante que Carampa haya llegado a este acuerdo con el Teatro Circo Price, siendo esta la institución de referencia en la enseñanza de Circo en nuestra ciudad desde hace tres décadas.

La Escuela de Circo Carampa nacida en 1994 y reconocida con el Premio Nacional de Circo en 2011 es un orgullo para Madrid. Enclavada en plena Casa de Campo, me recuerda cada día en mi trayecto en la línea 10 de metro, lo importante que son los sueños (aunque se topen continuamente con una realidad gris donde las artes escénicas son carne del amateurismo y el ámbito semi-profesional).

Tríptico de Ausencias es una celebración del aprendizaje, un canto a las nuevas generaciones del circo de nuestro país y una oportunidad para disfrutar del momento mágico de los inicios en la carrera de un artista en formación. La tarde mágica del Price se compuso de tres piezas cortas, coordinadas por la Jefa de Estudios Helena Lario. Bajo el hilo conductor de la “ausencia” se presentaron Palabras de Ausencia, Dê(s)foule-toi y Kairos. Un concepto explorado a partir de la poesía de Roberto Juarroz, el compromiso social y la reflexión sobre el viaje y la emigración. Tres propuestas muy diferentes entre sí en todos los aspectos, desde el uso de aparatos a la dramaturgia. La primera -Palabras de Ausencia- presentaba una tela, un trapecio y un aro. Esta exploración de las técnicas aéreas la compartía con Kairos (la tercera propuesta), sin embargo, entre ellas se podía comprobar la importancia de fijar correctamente el foco de atención. Palabras de Ausencia es una pieza que combina la poesía y la acrobacia en un ejercicio en ocasiones excesivo. Los múltiples focos de acción entre el suelo y el aire, y el uso de la palabra dificultaban la correcta comprensión de la escena. Mientras que Kairos, a través del uso de sencillos elementos escenográficos (maletas) y un vestuario que otorgaba gran coherencia estética, comprendía mucho mejor el concepto de unidad y dirección de la atención. Lo interesante aquí no estaba tanto en la calidad de cada una de las piezas sino en el reflejo de una carrera artística que acaba de comenzar y en la que se aprecian errores y aciertos que en el mundo profesional en ocasiones no se permiten. En ambas se acusaba también un elemento que resulta comprometido en muchas piezas de circo: la dramaturgia entra en ocasiones en conflicto con la adrenalina que el riesgo provoca en el público. La palabra en Palabras de Ausencia se veía por momentos interrumpida por los aplausos ante una acrobacia imposible, y el ritmo se resentía en Kairos cuando los espectadores se maravillaban ante una ejecución excelente. Es un conflicto recurrente que se produce entre el entusiasmo del público circense y la búsqueda de formas expresivas más cercanas al teatro. Por otro lado, Dê(s)foule-toi servía de contrapunto con una puesta en escena más luminosa que exploraba portes y acrobacias. El vestuario sencillo pero uniformado (camiseta blanca y vaqueros) señalaba la importancia de tener en cuenta todos los detalles de la puesta en escena. Sus cinco intérpretes -tres mujeres y dos hombres- formaban un equipo perfecto por tamaños, fuerzas y pesos que les permitieron explorar todo tipo de lanzamientos y piruetas. Durante toda la pieza un foco señalaba un círculo de cal en el centro de la escena que servía de punto de referencia coreográfico. Un elemento compositivo más que jugaba a su vez con el tono del vestuario.

Sin querer incidir en detalle en cada una de las propuestas (conociendo el poco tiempo de creación tras cada una de ellas), considero que la importancia de la tarde de domingo en el Price estuvo en la oportunidad de ver a los estudiantes de Carampa en ese marco inigualable. La calidad de las ejecuciones de piruetas, saltos y acrobacias demuestran una vez más el gran trabajo de la ya mítica escuela madrileña. Su carpa, enraizada como un árbol más en la Casa de Campo, está hoy más cerca de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Reportaje “Tríptico de Ausencias”, Ambidextro. Revista de la asociación de malabaristas, tercera etapa, n.65, abril 2022, pp. 8-11.

«Tríptico de Ausencias es una celebración del aprendizaje, un canto a las nuevas generaciones del circo de nuestro país y una oportunidad para disfrutar del momento mágico de los inicios en la carrera de un artista en formación.»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo