1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: “Nuestro sentido de la orientación espacial y temporal ha cambiado radicalmente en años recientes como consecuencia de las nuevas tecnologías de vigilancia y monitoreo. Uno de los síntomas de esta transformación es la creciente importancia de las vistas aéreas: panorámicas, Google Maps, imágenes por satélite. Nos estamos acostumbrando cada vez más a lo que antes se denominaba la visión del ojo de Dios. Por otro lado, también percibimos que decrece la importancia de un paradigma que durante largo tiempo ha dominado nuestra visión: la perspectiva lineal”. Hito Steyerl En tiempos de confinamiento buscamos el cielo. Puestos a desear el más alto posible, el espacio, subir hasta la Estación Espacial Internacional. La realidad es que estamos en las calles Juan de Robles y calle Higuera de la Sierra, en Sevilla. En las casas de Álex Peña, Alberto Cortés y Rosa Romero. Este encierro expone los interiores, atravesados siempre por las realidades políticas y económicas de cada uno que ponen en evidencia las verdaderas diferencias. Los interiores de nuestras casas son en este momento los nuevos campos de batalla. La paradoja es que cuanto más hondo escarbamos más aparece el cielo, el viaje, las estrellas. Hemos puesto algunas herramientas a disposición de este viaje espacial que hermana los conceptos de intimidad, encierro y hogar: ¿qué es “construir hogar” en estos momentos?, ¿por qué nos deleitamos en el acto voyeur de mirar la intimidad de otros?, ¿qué poder nos da la vigilancia del vecino?, ¿será en el fondo un mecanismo de supervivencia natural que nos posibilita ver cómo lo hace El Otro? Con “Estación Espacial” nos hemos propuesto crear un relato a partir de las narraciones íntimas, un relato que viaja desde la visión aérea a lo emocional, y que podemos generar con distintas herramientas y espacios webs: SpiedLife, Google Earth, Skyline, otras cámaras en streaming y nuestras propias grabaciones caseras. Este viaje hecho de hogares y deseos será presentado, representado e intervenido en directo desde nuestras casas a través de Zoom en una macroreunión virtual con el espectador. Con Google Earth pudimos viajar al interior de la cúpula de la Estación Espacial Internacional y nos dimos cuenta de una cosa: tanto en el cielo más alto (la Estación Espacial Internacional), como en el más bajo (los techos de nuestras casas), compartimos la misma bayeta de microfibra azul de Mercadona.

Reparto: Una creación de Álex Peña, Alberto Cortés y Rosa Romero

Teatro: Teatro de la Abadía

Duración: 40 minutos

Teatro confinado (4): Estación espacial de Álex Peña, Alberto Cortés y Rosa Romero

Análisis seriado de Julio Vélez Sainz – Instituto del Teatro de Madrid

Estación espacial de Álex Peña, Alberto Cortés y Rosa Romero, es una de las obras que mejor explotaba técnicamente las capacidades del teatro pandémico. Parte de la base de que el público aislado es solo capaz de viajar por medio de la pantalla, que se convierte en un panópticon foucaultiano. En su programa de mano se lee una cita fundamental de Hito Steyerl (n. 1966, Munich), realizadora cinematográfica alemana, artista visual, y autora en el campo del ensayo y documental:

Nuestro sentido de la orientación espacial y temporal ha cambiado radicalmente en años recientes como consecuencia de las nuevas tecnologías de vigilancia y monitoreo. Uno de los síntomas de esta transformación es la creciente importancia de las vistas aéreas: panorámicas, Google Maps, imágenes por satélite. Nos estamos acostumbrando cada vez más a lo que antes se denominaba la visión del ojo de Dios. Por otro lado, también percibimos que decrece la importancia de un paradigma que durante largo tiempo ha dominado nuestra visión: la perspectiva lineal.

A partir de esta disposición el grupo plantea una introducción multicámara en el que los espectadores observan cámaras dispuestas supuestamente en vivo de distintos espacios privados por medio de la aplicación SpiedLife.  Tras ello, se propone un viaje espacial por medio de Google Earth y de Skyline para llegar a la estación espacial internacional pues “en tiempos de confinamiento buscamos el cielo”, aunque el fin es claramente anti catártico: “Con Google Earth pudimos viajar al interior de la cúpula de la Estación Espacial Internacional y nos dimos cuenta de una cosa: tanto en el cielo más alto (la Estación Espacial Internacional), como en el más bajo (los techos de nuestras casas), compartimos la misma bayeta de microfibra azul de Mercadona”. De este modo, Estación Espacial parte de narraciones íntimas y personales del grupo que pueden generar con distintas herramientas de visita a la estratosfera, búsquedas en google e imágenes en las que se superponen escenas cotidianas con una caída desde la estratosfera a partir de la continuidad material entre la vida cotidiana y el viaje espacial.

En las escenas finales encontramos la explotación más clara de las posibilidades de la pantalla. Se trata de un vídeo premontado emitido compartiendo pantalla hasta el minuto 36:37-39:50. Cuando Peña conecta al principio de la presentación se ve la barra de reproducción y cuando hace el cambio a webcam en directo también se ve la interfaz del PC. A partir de este momento, se realiza un multi-pantalla realizado con un editor de vídeo no-lineal que permite hacer una superposición, también los softwares de posproducción como After FX o Combustion. La limitación debería aparece antes por cuestiones de ancho de banda y de potencia pero softwares como OBS o Vmix, y hardwares como ATEM Mini permiten superposición[1]. Se trata de una conceptualización del espacio en 3d a la manera de una superposición metafórica de la geometría proyectiva.

 

[1] Agradezco a Javier Ramírez su generosa explicación de los detalles técnicos del vídeo.

Luigi Benedicto, “Una obra de teatro en el espacio exterior”, El Mundo

Redacción, “#quédateencasa Álex Peña propone un viaje hasta la Estación Espacial Internacional en #TeatroConfinado de La Abadía, Revista Teatros

Descarga el programa de mano aquí

“Estación espacial de Álex Peña, Alberto Cortés y Rosa Romero, es una de las obras que mejor explotaba técnicamente las capacidades del teatro pandémico. Parte de la base de que el público aislado es solo capaz de viajar por medio de la pantalla, que se convierte en un panópticon foucaultiano.”

Julio Vélez Sainz

Instituto del Teatro de Madrid

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo