1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Bailén y Waterloo son dos hombres que reviven en un parque la famosa partida de ajedrez celebrada en la capital de Islandia entre el soviético Boris Spasski y el estadounidense Bobby Fischer. Otro personaje, un niño, es su espectador. Bailén y Waterloo representan no sólo a Boris y a Bobby, sino también a muchos otros que movieron piezas en aquel tablero. En esta metarrepresentación se trata la vida como teatro, el teatro de la vida, la historia del siglo XX y la sociedad contemporánea.

Autoría: Juan Mayorga

Dirección: Juan Mayorga

Ayudante de Dirección: Clara Sanchis

Producción: Entrecajas Producciones Teatrales

Ayudante de producción: Chus Martínez y Elena Manzanares

Producción ejecutiva: Chusa Martín y Susana Rubio

Distribución: Cuca Villén

Compañía: La Loca de la Casa

Reparto: Daniel Albadalejo, Elena Rayos y César Sarachu

Escenografía: Alejandro Andújar

Iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Videoescena: Malou Bergman

Vestuario: Alejandro Andújar

Espacio Sonoro: Mariano García

Diseño del Cartel: Isidro Ferrer

Fotografía: Sergio Parra

Vídeo Promocional: Reikiavik

Fecha del Estreno: 27 de marzo de 2015

Teatro: Centro Niemeyer (Avilés)

Duración: 1 h. 45 min.

Festivales: EscenAvilés 2015

Web Oficial: Reikiavik

Entrevistas y reportajes:

Álvaro Vicente, Godot:«Creo que un director, como un escritor, debe enriquecer la vida de sus espectadores. Eso es, finalmente, lo único que importa»

Marta García Miranda, Cadena Ser: «Reikiavik o cómo vivir las vidas de otros»

Marta Echevarría, Hoy empieza todo, Radio 3: «”El ajedrez les protege del frío, el viento, la lluvia, la vida…” llega a las tablas con la obra Reikiavik, de Juan Mayorga. Nuestro estudio se vuelve un escenario de conversación con el propio autor y los protagonistas»

Ana Guardiola, La opinión de Murcia: Entrevista a Daniel Albaladejo: «no hay peones que olvidar que a veces los peones son los que dan el mate»

Antonio Gárate, La hora cultural, 24 horas: «Es "Reykiavik"; hablamos con su director Juan Mayorga, y uno de sus actores, Daniel Albaladejo»

Atención obras: Ajedrez y teatro RTvE

.

Estudios académicos:

Luque, Diana I., "Mayorga nos reta a imaginar Reikiavik", Primer acto: Cuadernos de investigación teatral, ISSN 0032-8367, Nº 349, 2015, págs. 253-255

Rivera, Maica, "La partida maestra de Mayorga", Leer, ISSN 1130-7676, Año 31, Nº. 260 (marzo), 2015 (Ejemplar dedicado a: Ajedrez: un desafío literario), págs. 12-15.

Molanes Rial, Mónica, "La ciudad y su doble en el teatro de Juan Mayorga", en "Espacios urbanos en el teatro español de los siglos XX y XXI", Georg Olms Verlag, 2016, pp. 209-215.

 

 

 

diseno-sin-titulo-66

 

Vuelve a reponerse en la cartelera madrileña esta obra escrita y dirigida por Juan Mayorga. Es su segundo doblete, en la escritura y dirección, después de la experiencia de La lengua en pedazos. No ha cambiado su elenco desde su estreno en Asturias hace más de un año y medio: Daniel Albadalejo, Elena Rayos y César Sarachu siguen interpretando en el parque una famosa partida de ajedrez. La representación tiene lugar en la Sala Nieva del Teatro Valle-Inclán. A cinco días de que caiga del cartel está llena esta pequeña y acogedora sala del Centro Dramático Nacional. Compruebo en la web de venta de entradas que están agotadas hasta el final del periodo de representación. La sesión es temprana para lo que se acostumbra en España: las siete de la tarde. Por delante tenemos casi dos horas de espectáculo. Me encuentro en la entrada del teatro con dos ciegos. Nos recibe al acceder a la Sala Nieva una fina nube de humo seco. Una vez adaptada la vista, veo entre el público a bastante gente joven. Mientras esperamos el comienzo se oyen sonidos de un parque en un momento tranquilo: piar de pájaros, viento y pisadas sobre hojas secas. En el escenario se percibe una mesa de parque con dos bancos. Sobre la mesa, hay un tablero de ajedrez.

El ajedrez y el teatro se entrecruzan en esta representación. Waterloo y Bailén, dos desconocidos con mucho trato, viven ante un muchacho la vida de dos famosos ajedrecistas. Viven su vida en la vida de otros. Esto quizás no es tan extraño. Lo que sorprende es que sean conscientes. Los actores tienen una partitura de movimiento que equilibra el peso de un texto de gran profundidad. Es meritorio el esfuerzo que hacen los actores para interpretar tan distintos personajes y cruzar tantas escenas de distintas historias. Se siguen bien estos cambios de personajes y líneas de acción. La tenue iluminación, la proyección del suelo ajedrezado y las imágenes del fondo crean un espacio de inspirada ensoñación.

¿Qué concebimos de un mundo que no observamos? ¿Qué sabemos de las personas a las que apenas miramos a los ojos? ¿Qué alcanzamos de la realidad para poder representarla? ¿Qué conocemos de nosotros mismos y de nuestras vidas? Por eso estos personajes representan la ficción. La obra parece recordar que se acaba una época y no está claro que vaya a tener continuadores. Pocas variantes se le pueden hacer esta partida.

Javier J. González, UNIR

 

 

Daniel Ventura, Teatro a Teatro: «Tenemos citas que no esperamos, en lugares que no conocemos y a las que nunca llegaremos»

Ángel García Galiano, Tendencias 21: «Reikiavik,  de Juan Mayorga, roza la perfección»

Clara Boluda Vías, A vuela pluma : «¿Y si en vez de jugar al ajedrez, jugamos a Reikiavik?»

Rocío García, El país: «El jaque mate de Juan Mayorga»

Aldo Ruíz, El teatrero: «Apasionante “Reikiavik”, otra jugada maestra de Mayorga»

17  18  19  20

«Reikiavik» – CDN

El teatro, y el mundo en general, puede ser concebido como un tablero de ajedrez…

Juan Ignacio García Garzón

ABC

Se ignora con precisión cuáles son los rasgos que definen con exactitud el ser humano que…

Javier Villán

El Mundo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo