1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sinopsis: No es lo que parece, de Óscar Vélez, es una alocada y divertida comedia que plantea la historia de dos parejas que, sin saberlo, se enfrentarán a una noche llena de sorpresas y decisiones difíciles. ¿Qué será mejor: continuar con las facilidades de la hipócrita rutina diaria o embarcarse en la aventura de lo incierto? Jorge y Elena llevan casados diez años y tienen un hijo en común. Mario y Laura también llevan varios años casados y tienen una hija en común. Ambas parejas llevan una vida familiar normal, pero lo cierto es que los cuatro esconden algunos secretos que se destaparán esta noche.

Autoría: Óscar Vélez

Dirección: Israel Martín

Compañía: Yú Teatro

Reparto: Albano Matos, Enrique Meléndez, Íngrid Hernández, Celia Medrano

Teatro: Teseo Teatro

Duración: 70 minutos

Género: Comedia

 

 

 

abel

No es lo que parece es una comedia escrita por Óscar Vélez y dirigida por Israel Martín en la que dos parejas se encuentran en un piso en el que todos sospechan que sus respectivas parejas le son infieles con otras personas. Se trata de una comedia de enredo en la que los descubrimientos de los personajes son los que acompañan la comicidad del guión y de la puesta en escena.

Creo que lo mejor que puedo decir de la obra es que me mantuvo entretenido. Se trata de una obra ágil que apenas da margen al aburrimiento como tal, pues las situaciones se nos van mostrando con la ritmo rápido que exige el género. Ojalá pudiera hablar más positivamente de la obra, como sí hacen otras personas que han tenido la oportunidad de verla y escriben sus comentarios en Atrápalo. En la conocida página web de venta de entradas hay muchos espectadores que valoran muy positivamente tanto las interpretaciones como el guión, y afirman que no pudieron para reír en toda la obra. Esto simplemente demuestra que las visiones sobre una misma obra de teatro pueden ser muy distintas y no quisiera que la opinión que expondré a continuación disuada a nadie de ir a este tipo de salas pequeñas a ver obras de cualquier tipo.

El guión de esta pieza teatral está cargado de tópicos continuos y está absolutamente cargado de chistes fáciles sin ningún tipo de estímulo más allá de querer hacer reír a toda costa y de intentarlo por todos medios, sin llegar a conseguirlo (al menos a mí y al público presente en la sala en aquella función, salvo en momentos muy puntuales). En el texto se habían incluido continuas referencias a la televisión o a personajes famosos de la realidad, sin duda considerando que resulta muy gracioso para el público al reconocer ese tipo de referentes. Esto, sin embargo, no hacía más que mostrar una especie de falta de imaginación a la hora de escribir chistes inteligentes o de crear situaciones cómicas.

El problema también lo pude ver en el reparto. Ninguno de los actores llegó a convencerme como para incluirme en la historia y parecía que, al igual que el texto, solo querían esforzarse en “hacer gracia” mediante unas interpretaciones que resultaban inverosímiles incluso en el registro cómico. Es posible que tuviesen una mala función, eso nunca hay que descartarlo, pero entre ellos también parecía faltar mucha compenetración, mucha comunicación real entre compañeros. No sabría decir si en esto tiene una mayor responsabilidad el director o los actores, pero eso es lo que yo ví en la función.

Debo decir que llegué algunos minutos tarde por un error en la programación de la página web del Teseo Teatro y cuando entré ya había comenzado. entré ya había comenzado. No me cabe duda de que esto es desagradable para los actores que están en escena y que puede desconcentrar al reparto momentáneamente. Pero a la obra le faltaba, sin duda, más implicación real de los actores en la situación escénica y con sus compañeros, y por otra parte le sobraban muchas referencias al texto, deberían haber confiado en una situación que podría ser realmente divertida tal como está planteada en la obra.

Abel Pérez, ITEM

 

Diego Manuel Béjar, Somos teatro, «Crítica: No es lo que parece»

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo