1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sinopsis: Un recorrido de veinticuatro horas en la vida de Clarissa Dalloway, desde que se levanta por la mañana y comienza a preparar una fiesta para su marido, hasta el momento de esa fiesta, por la noche. Un recorrido marcado por las horas que toca la campana del reloj del Big Ben, por el tiempo que va pasando y que lleva a Clarissa a ir atrás y adelante en el tiempo de su vida.

Dramaturgia: Michael De Cock, Anna M. Ricart y Carme Portaceli

Autoría: Virginia Woolf

Versión: Michael De Cock, Anna M. Ricart y Carme Portaceli

Dirección: Carme Portaceli

Ayudante de Dirección: Eva Redondo

Reparto: Jimmy Castro, Jordi Collet, Inma Cuevas, Gabriela Flores, Anna Moliner, Zaira Montes, Blanca Portillo, Manolo Solo

Escenografía: Anna Alcubierre

Ayudante de Escenografía: Marta Guedan

Iluminación: David Picazo

Movimiento: Ferran Carvajal

Videoescena: Miquel Àngel Raió

Vestuario: Antonio Belart

Ayudante de Vestuario: Cristina Crespillo

Música: Jordi Collet

Espacio Sonoro: Pablo de la Huerga

Vídeo Promocional:

Fecha del Estreno: del 28 de marzo al 5 de mayo de 2019

Teatro: Español

Sala: Principal

Duración: 1 hora y 35 minutos (aproximadamente)

Género: Teatro

Web Oficial: https://www.teatroespanol.es/programacion/mrs-dalloway

Estudiante en prácticas de dirección UCM: Laura Fernández

 

Mrs. Dalloway, decadencia poética

El Teatro Español pone en escena esta adaptación teatral de la novela homónima de Virginia Woolf con un reparto encabezado por Blanca Portillo.

Abren cortinas y sobre las tablas encontramos varias mesas dispuestas a ser engalanadas con la mejor cubertería y el mejor menaje para la fiesta que más tarde tendrá ocasión. Toda un invitación al universo de Clarissa Dalloway. Desde el primer momento, Clarissa nos atiende con la cortesía de la anfitriona y comienza a viajar adelante y atrás, a unos y a otros, a amores antiguos y rencillas viejas, a problemas de madres e hijas de toda una vida, a que las servilletas queden correctamente dobladas, y a todos las cosas que tienen verdadera importancia en el universo de Clarissa Dalloway. Y mientras todo esto acontece, Mrs. Dalloway espera la llegada de su marido, su Godot particular que siempre está al caer, y nunca termina de llegar.

La adaptación de De Cock, Ricart y Portaceli está plagada de metáforas e imágenes. Un texto rico en contenido visual, en palabras deliciosas que, a veces endulzan y, a momentos, empalagan, pero que terminan por conquistar el oído. Defendido por un elenco notable, destacan especialmente Jordi Collet y Gabriela Flores, encontrando esa difícil sencillez de las palabras y de la acción en un texto que flirtea con la poesía. Blanca Portillo abruma con su dominio de las tablas, pero, quizá, mantiene al personaje demasiado entero durante toda la pieza, como si no quisiera dejarnos ver su evidente decadencia. El resto de apartados artísticos y técnicos caminan en la misma dirección que la pieza y sintonizan con la dirección de tiralíneas de Carme Portaceli, donde priman la limpieza y el orden escénico, cosa que el ojo y el oído agradecen. Mención especial a la música en directo, llevada a cabo con un piano, guitarra y bajo por el elenco.

Mrs. Dalloway tiene mucho escondido. Detrás de la palabra. Detrás de los personajes. Igual que esas películas que merecen un segundo y tercer visionado. No es fácil de ver si lo que se espera es complacencia y un discurso que apele exclusivamente a lo racional. Tiene mucho de poesía, de sensorialidad, de espectáculo no apto para aquellos que solo esperen una trama.

Sergio Baños

Diego Doncel, “Mrs. Dalloway”: crisis existenciales, ABC

Jose Miguel Vila, “Mrs. Dalloway” ¿por qué hay que vivir?, Diario Crítico

Luis de Luis,Carmen Portaceli afronta a Mrs Dalloway , Periodistas en español

Horacio Otheguy Riveira, Mrs Dalloway llega al teatro sin Virginia Woolf, Culturamas

José Catalán Deus, La buena señora Dalloway, Periodista Digital

Antonio Hernández Nieto, Mrs. Dalloway, un palpito, una sensación, una incertidumbre, Huffington Post

 

 

 Esta obra es un pálpito, una sensación, una incertidumbre. Hermosa esa imagen en la que todos los actores hacen un ligero movimiento, un pequeño espasmo, como un latido fuera de ritmo, que tan bien marca la función.

Antonio Hernández Nieto

Huffington Post

Hay algo misterioso y sugerente en este montaje que nos hace perdonar las atrocidades cometidas con el texto original.

P Digital

Los vaivenes emocionales de la protagonista y la hondura de los temas tratados en el drama mueven más a la reflexión que a la euforia (…) tras una puesta en escena estupenda y unas interpretaciones a las que no se les puede poner ni un solo pero.

Jose Miguel Vila

Diario Crítico

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Logo