1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 

Sinopsis: Kasper, Saturn y Mrówa son náufragos del internet, vaqueros en la época de las redes sociales. En un mundo en el que la inteligencia artificial nos conoce cada vez más y nosotros nos entendemos cada vez menos, deciden sumergirse en un ritual con el fin de escapar del cementerio digital. Utilizan sus sueños, música en directo, danza y textos de Panero, Henry Miller y Jim Carrey como vehículo para viajar entre diferentes realidades. ¿Es posible entregarse a algo completamente en un mundo de constante distracción? Mezclando poesía con teatro gestual, danza contemporánea e improvisación, MODO AVIÓN es una respuesta a la creciente incapacidad de estar en el momento, una verdadera celebración del teatro como herramienta para rescatar el arte de la comunicación. Lejos de ser efectista, la obra dispone sus entrañas a la mirada del público, inspirándose tanto en el espíritu de Jerzy Grotowski como en el de Big Lebowski, rompiendo las convenciones de la vida cotidiana y el lenguaje teatral. MODO AVIÓN es un viaje. No te lo pierdas.

Compañía: Lucid Troop Theatre

Reparto: Szymon Milas, Lucía Alonso Herranz, Tomasz Borczyk

Iluminación: Diana Guerra

Música: Guilherme Augusto (guitarra), Alejandra Ureña Gómez (violín), Raquel Sastre Rojo (trombón)

Espacio Sonoro: Nahum Larez

Diseño del Cartel: Sensa Design

Vídeo Promocional: Andrea Yoko

Fecha del Estreno: 3 de junio de 2017

Teatro: El umbral de primavera

Duración: 75 minutos

Género: Experimental, Danza/Teatro

Web Oficial: Lucid Troop Theatre

 

 

 

abelEn la página web de Lucid Troop Theatre podemos leer sobre ellos, entre otras cosas: “Creemos en una visión del teatro como un espacio extraordinario, un oasis en el que el público puede refugiarse, cansado por el cargo de información y el sinfín de discursos de la vida cotidiana.” Esta compañía, formada por artistas de países muy distintos, parece haber hallado en el teatro un punto de encuentro fundamental, y eso es lo que se podría decir que tratan de transmitir al espectador. Lo curioso es que logran crear ese “espacio extraordinario”, ese “oasis”, en un espectáculo que habla precisamente de ese “cargo de información” y ese “sinfín de discursos”.

 Los integrantes de Lucid Troop Theatre logran desde el mismo comienzo del espectáculo meter a los espectadores en su propio universo, creando desde el principio una atmósfera casi saturada de información que se aligeraba más tarde. Las distintas atmósferas se iban sucediendo gracias al uso de la música junto a los cambios en la iluminación, así como de los juegos vocales de los intérpretes. Aunque se crearon situaciones y atmósferas distintas, una constante en el espectáculo es la intercalación de saturación de información seguida de distensión.

 En algunos momentos costaba entender a los actores en sus pocos diálogos, debido a un fallo en la proyección de la voz y al acento extranjero de algunos artistas, pero solo en instantes puntuales. Además, se trata de un espectáculo en el que el texto no es lo verdaderamente fundamental, sino que es una herramienta más que, junto al movimiento, la música y la iluminación, se utiliza para transmitir el mensaje global. En lo que más destacaron los tres actores fue en el movimiento, transmitiendo una gran cantidad de conceptos y emociones a través de una danza contemporánea con un gran control de los ritmos y de las calidades del movimiento. De alguna manera, podría parecer que en sus diálogos construían una máscara social que destruyen mediante el movimiento. En esta danza colaboran los músicos de una manera excepcional, mostrando una gran compenetración de todo el equipo.

Lo que más me llamó la atención del espectáculo fue la relación con el público. Desde el principio, como ya se ha comentado, nos sumergían en la atmósfera que deseaban, en su atmósfera, en el “oasis” a salvo de la información superflua que nos llega continuamente. Y en este espacio que ellos crean podemos sentirnos verdaderamente cómodos, nos tratan verdaderamente bien, pues comprenden el papel del público en una obra como esta y necesitan de su disposición a colaborar. Un espectáculo muy recomendable y original.

Abel Pérez, ITEM

modo-avion-2 modo-avion-3 modo-avion-4

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Logo