1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Título: Miércoles!

Crítica: María García Mayo

Sinopsis: Sthépanie Janaina se enfrenta a sí misma en un acto de introspección a través de la música y el movimiento.

Autoría: Stéphanie Janaina y Nicolás Jaar

Producción: Canal Connect 2022

Reparto: Sthépanie Janaina

Efectos especiales: Maziyar Pahlevan

Música: Nicolás Jaar

Espacio Sonoro: Nicolás Jaar

Vídeo Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=geYuvz42d2I

Fecha del Estreno: 2 de abril 2022

Teatro: Teatros del Canal

Sala: Sala Verde

Duración: 1h 15 minutos

Género: Performance

Los Miércoles del Canal
Crítica de Miércoles!, por María García Mayo, alumna del Máster en Teatro y Artes Escénicas UCM.

El miércoles es el tercer día de la semana, el día de Mercurio. Y en homenaje a ello, Stéphanie Janaina, bailarina procedente de México, y Nicolás Jaar, músico chileno; aterrizaron durante los días 2 y 3 de abril en la Sala Verde de los Teatros del Canal.

Miércoles! fue una puesta en escena performativa en una sala 360 en la que, recordando un poco al estilo de los coliseos en la época de Grecia y Roma, Stéphanie se puso frente a un público que la miró desde unas gradas en todos sus ángulos durante unos setenta minutos.

El día 3 de abril el espectáculo comenzó a las 20:00 de la tarde, llenando una sala de un  público diverso de todas las edades. En un primer momento, un sector de este comenzó a chasquear sus dedos y dar palmas, sonidos que fueron grabados y comenzaron a ser mezclados y distorsionados por parte de Nicolás Jaar, produciendo así la música del espectáculo. Durante una hora, distintos sonidos de todos los tipos fueron entrando en la puesta en escena, y Stéphanie no perdió la oportunidad de desperdiciar ninguno: golpes, gritos, algunos algo futuristas, metálicos, estridentes…todos y cada uno formaron parte de la unidad musical de la performance.

En el escenario había unos paneles en pie de madera de distintos tamaños y formas a los que la joven bailarina se enfrentaba de distintas formas: algunos los derribaba y apilaba, otros los colocaba con más cuidado y con otros decidió simplemente dejarlos en pie mientras se enfrentaba a ellos a través de sus gestos.

Algunos momentos fueron algo desconcertantes, aunque ni mucho menos quiere decir que fuera una mala representación. En cuanto ella empezó a bailar como en la segunda mitad de la performance, nos dimos cuenta de todo lo que nos habíamos perdido al no verla bailar hasta entonces. La ejecución de la danza, de movimientos sucesivos e incansables, rápidos, concisos y perfectamente ejecutados hicieron de Sthépanie el recuerdo de la muñeca de una caja de música; aparentemente frágil y femenina, pero a su vez derrochando fuerza, firmeza y ruptura con su realidad.

Lo más impactante de la performance fueron los últimos minutos, cuando la artista logró poner todo un público en pie bailando al ritmo de una melodía de ritmos latinos e involucró a toda una sala en su obra, demostrando así su poder de convocatoria. Los espectadores parecían autómatas alienados e hipnotizados por el poder de la joven.

Miércoles! es, cuanto menos, diferente y personal. La sensación de “¿qué acabo de ver?” se intuía entre los asistentes. La hora se pasó rápida y en ningún momento se notó la falta de un elenco variado y grande; ella se comió al público y la Sala Verde de los Teatros del Canal sin necesidad de más ayuda que la de su propio cuerpo y expresividad en el movimiento.

 

 

«La sensación de “¿qué acabo de ver?” se intuía entre los asistentes. La hora se pasó rápida y en ningún momento se notó la falta de un elenco variado y grande; ella se comió al público y la Sala Verde de los Teatros del Canal sin necesidad de más ayuda que la de su propio cuerpo y expresividad en el movimiento.»

María García Mayo, alumna del Máster en Teatro y Artes Escénicas UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo