1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Mariana Pineda ha bordado una bandera liberal en secreto para don Pedro de Sotomayor, miembro de un movimiento revolucionario en la Granada de la primera mitad del siglo XIX. Mariana, viuda y con dos hijos, está enamorada de don Pedro y lo ayuda a huir cuando él escapa de las autoridades. Se niega a delatar a los conspiradores y, traicionada por Don Pedro, es condenada a muerte.

Autoría: Federico García Lorca

Versión: Javier Hernández Simón

Asesoría Literaria: Javier Hernández Simón

Dirección: Javier Hernández Simón

Producción: GG Producción escénica, Teatro del Nómada y Saga Producciones en coproducción con AJ Claqué, Mardo, Juan Carlos Castro y María Díaz Comunicación

Reparto: Laia Marull, Aurora Herrero, Marta Gómez, Silvana Navas, Sara Cifuentes, Óscar Zafra, Álex Gadea, Fernando Huesca y José Fernández

Escenografía: Bengoa Vázquez

Iluminación: Juan Gómez-Cornejo e Ion Anibal

Movimiento: Marta Gómez

Vestuario: Beatriz Robledo

Música: Miguel Malla

Fecha del Estreno: 27 de enero a 7 de febrero

Teatro: Teatro Español

Sala: Sala Principal

Otros Espacios: Teatro Arriaga de Bilbao, Teatre Principal de València, Paraninfo de la Universidad de Castilla la Mancha, Teatro Buero Vallejo de Alcorcón, Teatro Cervantes de Alcalá de Henares, Palacio Valdés de Avilés, Casa Colón de Huelva, Teatro Jovellanos de Gijón

Duración: 90 minutos

Género: tragedia

Web Oficial: https://www.teatroespanol.es/prensa/mariana-pineda

Crítica teatral de Mariana Pineda

Carmen González – Universidad Autónoma de Madrid

He podido participar de una función en la que el director y su equipo se han puesto al servicio de la obra y no al revés, como a veces sucede. La consecuencia, como espectadora, es el agradecimiento por haberme transportado al universo lorquiano y disfrutar de una eficaz versión del hermoso texto de Mariana Pineda, tan bien interpretado por el conjunto de la compañía que el ritmo, la musicalidad y las palabras de Federico volaban por la sala del Teatro Español posándose en cada una de las butacas.

            La actriz Laia Marull ha dotado a su personaje de credibilidad: no podía ser Mariana de otra manera, combinando la fragilidad en su fortaleza y la fortaleza en su fragilidad. Un personaje que nace, se desarrolla y no muere porque alcanza en el escenario toda la verdad que va creciendo de escena en escena. La actriz consigue, al igual que su personaje, que la libertad triunfe sobre las ataduras interpretativas según Mariana se va liberando de las ataduras de la vida. La pasión que inocula García Lorca en Mariana crece hasta convertirse en una razón que convence: porque entender y asumir que la mayor infidelidad de un amante es su deslealtad -más que su cobardía, su egoísmo o su vileza- da razones a Mariana para defender en su persona la idea de libertad y de honestidad con los demás y, sobre todo, consigo misma. Y en la certeza de la frustración y del abuso resplandecen también el apoyo, el cariño y la comprensión de otros. La amistad, el cariño, la benevolencia y la lealtad se dan la mano con sus contrarios, enlazados por los hilos de la razón y de la pasión.

            Es ésta una función en la que el todo y las partes tienen sentido juntas y por separado. Una armonía que permite disfrutar de los detalles -que no se han escapado del análisis del director y del equipo artístico- y del conjunto. La cohesión interpretativa de los actores y actrices, cada uno en su papel y en su momento en la obra, queda potenciada por una escenografía eficaz y alegórica, realzada por el vestuario, la música y la luz. Se ambienta el espacio granadino donde transcurre la acción, pero también la puesta en escena es un icono referencial de los conflictos que se generan y desarrollan en esta tragedia (y que se repiten en el mundo, de ahí la universalidad lorquiana a partir de un conflicto histórico).

            Es cierto que, en el caso de Mariana Pineda, a veces se ha enfatizado más la parte pasional que política con la que García Lorca caracterizó la ficción del personaje histórico; sin embargo, la sutilidad ininterrumpida con la que describe la miseria moral de los personajes “civiles” es la manera en la que Lorca revela la confluencia entre política y desarrollo histórico de los acontecimientos para ese conflicto y para cualquier otro de nuestra querida patria. Las consecuencias de una decisión individual en otros -colectivos o personas- se revela con toda su fuerza en Mariana y en los demás personajes más allá del contexto histórico en que se enmarca la obra. Todo esto vuela por la obra sin maniqueísmos ni posturas interesadas. A cada personaje se le ha dejado hablar y ser; ya será el público, si quiere, quien juzgue tras el efusivo aplauso. Como ha declarado el director, «No hay una sola palabra que no sea de Lorca (…) Hemos suprimido alguna escena, cambiado alguna otra de orden e incluido poemas suyos que servían muy bien para explicar esa idea de búsqueda de la libertad que aborda la obra, aunque somos bastante fieles al texto original»

            Una obra y una representación que destapan la verdadera esencia de cada persona en una situación conflictiva y que nos recuerdan las distintas facetas y opciones cuando hay que decidir si somos o si queremos ser.

 

Raúl Losánez, “«Mariana Pineda»: La liberal de amor desgraciado” La Razón

Diego da Costa, “Mariana Pineda”: Cabeza alta” Cinemagavia.com

José Miguel Vila, “Crítica de la obra de teatro ‘Mariana Pineda’: ¡Libertad, libertad, libertad!, Diariocritico.com

– Julio Bravo, ABC Cultura, “Mariana Pineda se atrevió a perseguir sus certezas hasta el final, hasta las últimas consecuencias. Javier Hernández-Simón dirige una nueva versión de la obra de García Lorca, que llega ahora al Teatro Español” 

 Raúl Losánez, La razón, “Mariana Pineda, vuelve la mártir liberal.  Laia Marull encabeza una nueva aproximación a la obra de Lorca sobre este icono de la lucha en favor de la libertad” La Razón

 Teresa Abajo, El correo, “El amor libre y valiente de Mariana Pineda“, El correo

– Jimmy Entrangües, Comarcal CV, “El Teatre Principal de València recibe a ‘Mariana Pineda’ bajo dirección de Javier Hernández Simón” El Comarcal

Descarga aquí el dossier oficial.

Reportajes

– Pepa Fernández, De Pe a Pa en Radio Nacional y Carlos Ripollés, Las mañanas de Radio Nacional, Laia Marull: “La cultura es suficientemente importante como para que sigan abiertos los teatros” (https://www.rtve.es/radio/20210202/mariana-pineda-laia-marull/2071994.shtml)

-Entrevista al director, La tribuna de Ciudad Real, “El director de ‘Mariana Pineda’ cree en la actualidad del mensaje lorquiano” (https://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/Z38E1ECD0-94F6-352C-A7D6ED7DA7E09256/Laia-Marull-tiene-una-gran-capacidad-para-conmover)

– Sandra Román Sanmartín, Tarde lo que tarde en Radio Nacional, “Laia Marull en la piel de Mariana Pineda”, https://www.rtve.es/radio/20201102/laia-marull-piel-mariana-pineda/2052020.shtml

“Es ésta una función en la que el todo y las partes tienen sentido juntas y por separado. Una armonía que permite disfrutar de los detalles -que no se han escapado del análisis del director y del equipo artístico- y del conjunto. La cohesión interpretativa de los actores y actrices, cada uno en su papel y en su momento en la obra, queda potenciada por una escenografía eficaz y alegórica, realzada por el vestuario, la música y la luz. Se ambienta el espacio granadino donde transcurre la acción, pero también la puesta en escena es un icono referencial de los conflictos que se generan y desarrollan en esta tragedia (y que se repiten en el mundo, de ahí la universalidad lorquiana a partir de un conflicto histórico).”

Carmen González

Universidad Autónoma de Madrid

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo