1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando...

 

 

 

Sinopsis:

Un padre despótico oprime a su familia. Una madre aislada busca la unión familiar por encima de todo. Unos cachorros atormentados encuentran refugio en lugares insospechados. Todos son hijos de lo que han mamado y es una verdad que intentarán cambiar de forma visceral.

En un pueblo de la España de 1950, una madre autoritaria se enfrenta a la realidad en la que vive en el período que transcurre entre la siembra y la cosecha. Sumergida en el oscurantismo de la época, Engracia descubrirá una verdad ya conocida a la que nunca ha sido capaz de plantarle cara pues el dolor que le supone solo la ha llevado a desviar la mirada.

El deseo de implantar su orden hará explotar los cimientos que la mantienen segura, teniéndolo que ocultar de puertas para fuera. Toda esta historia se habría evitado si se hubiese seguido la sencilla norma que Engracia lucha por imponer: En la mesa no se habla.

Autoría: Jorge Vidal

Dirección: Jorge Vidal

Reparto: Susana Fernández, Dani Jara, Cristian Osorio, Jorge Vidal.

Iluminación: Carlos Lorido

Diseño del Cartel: Carlos Lorido

Fecha del Estreno: 11/10/2017

Web Oficial: El umbral de primavera

 

 

 

El Umbral de la Primavera es un espacio independiente que apuesta por los jóvenes talentos. De lo que se come se cría es un buen ejemplo de esta apuesta. La obra, escrita y dirigida por uno de los actores, reúne a un joven elenco para representar un texto de que nos retrotrae a un universo que muchas veces queda relegado al olvido en el teatro español contemporáneo: la España rural de mediados de siglo XX. De lo que se come se cría cuenta el drama de tres hermanos en el seno de una familia de padres despóticos. El padre es el personaje temido del que siempre se habla, pero que no se ve, mientras que la madre ejerce su autoridad en escena e intenta, por encima de todo, guardar las apariencias y conseguir la unidad familiar.

La puesta en escena se compone de elementos simples: unas sillas de anea en distintas posiciones, una mesa con hule y tapete de ganchillo, una olla y vajilla de color ámbar y el sillón del padre. La escasa escenografía ayuda a reforzar el ambiente rural y sórdido de la obra, remitiéndonos a un pasado que recuerda a las novelas de Miguel Delibes o, incluso, a  La familia de Pascual Duarte de Cela. El texto presenta algunos juegos intertextuales que sirven para caracterizar a los personajes: las primeras palabras de la madre pertenecen al personaje de Bernarda Alba, lo que desde el comienzo marca su carácter autoritario, mientras que los hijos, víctimas de la opresión, parecen intentar olvidar su realidad recitando fragmentos de El público.

A primera vista, la producción puede llevar a pensar qué es lo que ha hecho que estos jóvenes creadores se interesen por este ambiente, por esa realidad de la España rural que hoy día, inmersos en la globalización, nos resulta tan lejana. Seguramente sea la vigencia de temas como el maltrato en la familia, los abusos sexuales y la homosexualidad la que hace que el elenco apueste por la obra y que muestren un gran compromiso en la escena. Si bien la interpretación de algunos parece algo dubitativa al comienzo, el desarrollo de la pieza hace que se vislumbren momentos de gran interés actoral. Además, el distanciamiento impuesto por la localización en los años 50 y el ambiente rural consigue que algunos de los giros más inesperados de la trama (la relación amorosa entre dos de los hermanos, por ejemplo) resulten menos sorprendentes.

ISABEL GUERRERO LLORENTE

ITEM

Si bien la interpretación de algunos parece algo dubitativa al comienzo, el desarrollo de la pieza hace que se vislumbren momentos de gran interés actoral.

Isabel Guerrero Llorente

teatrero.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo