1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sinopsis: Un viaje al puerto de Buenos Aires en los años 30. En sus tabernas habitan los fantasmas, el tango y las ingenuas historias de amor. Un asesinato es el billete para que solo veinte elegidos, puedan participar de la historia. Dejarán de ser meros espectadores para formar parte de esta comedia dramática.

Dramaturgia: Nicolás Pérez Costa

Autoría: Nicolás Pérez Costa

Dirección: Nicolás Pérez Costa

Producción: El 5 de Velarde y Nicolás Pérez Costa

Compañía: El 5 de Velarde

Reparto: Nicolás Pérez Costa Natalia Moya Fiorella Pedrazzini Rubén Reyeros

Escenografía:

Iluminación: Damián Gimenez (El 5 de Velarde)

Maquillaje: Actores

Peluquería: Actores

Caracterización:

Música: Damián Gimenez (El 5 de Velarde)

Espacio Sonoro: Damián Gimenez (El 5 de Velarde)

Fecha del Estreno: 5 de enero de 2020

Teatro:

Duración: 70 min.

Web Oficial: https://www.el5develarde.com/llorar-por-no-matar

O se llora o se mata…

Zonia Lostaunau Cappelletti – Máster en Teatro y AAEE

La atmósfera, cual máquina del tiempo, nos teletransporta a una taberna portuaria de los años 30 en Buenos Aires. Seremos parte de una investigación policial: un asesinato nos convierte a todos los presentes en sospechosos. El olor a viejo del recinto, el aroma de las empanadas argentinas recién horneadas y el vino de bienvenida nos sumergen en esta creación del director, autor, coreógrafo e intérprete argentino Nicolás Pérez Costa.

El autor, con más de 20 años de experiencia en teatro y con más de 80 obras estrenadas, nos regala este viaje en el tiempo dirigido y escrito por él. Solo veinte tripulantes pueden acceder a este viaje conducido por Natalia Moya (Brigitte), Fiorella Pedrazzini (Amelia), Rubén Reyeros (José) y Nicolás Pérez Costa (Oficial). La producción, escenografía, iluminación, sonido, caracterización y vestuario de la obra están a cargo de El 5 de Velarde, el director y los actores.

Esta es una propuesta de teatro inmersivo realizada en El 5 de Velarde, sala de teatro ubicada en Malasaña con algo especial: su escaparate. Este elemento pasa a ser un espacio extra de la representación bien aprovechado por los actores. Antes del ingreso del público, Amelia y el Oficial entonan tangos de antaño para invitar a hacer una parada a todos aquellos que pasen por la calle Velarde y así ir creando la atmósfera deseada.

 

La obra inicia con una discusión en el espacio de la representación entre la cantante Amelia y Brigitte –propietaria del local. José, admirador de Amelia, presencia los hechos desde un inicio. Amelia se retira al sótano. Se oyen disparos. En ese momento hace su ingreso el Oficial. Un cuerpo sin vida abre la investigación.

 

Para este montaje se utilizaron cuatro espacios: el escaparate, la primera sala a la que ingresa el público y donde permanece de pie, el sótano (espacio no visible) y la segunda sala a la que se ingresa luego de la aparición del Oficial (la taberna). Al tratarse de un montaje solo para veinte espectadores, la recepción de la obra es activa en todo momento debido a la cercanía que existe entre el espectador y los actores en sus distintos escenarios. Al inicio, los personajes juegan en medio del público que los rodea. Luego, pasan a la “taberna” donde toman asiento con vino en mano y siguen disfrutando del espectáculo en una disposición frontal. Definitivamente, las condiciones de este espacio hacen de esta obra un disfrute constante. Los actores siempre están en movimiento de un espacio a otro, viajando del presente al pasado gracias al juego de luces, entrando y saliendo a fin de descubrir al asesino. Todo esto predispone emocionalmente al espectador, ya que la atmósfera de misterio, risas y nostalgia sumada a la cercanía emisor-receptor, contribuye a que estas sensaciones se intensifiquen. La ausencia del telón es otro de los factores que permite al espectador ser parte de esta propuesta inmersiva.

 

La escenografía es, en un gran porcentaje, fija de espacio consecutivo. Una escenografía realista en la que los elementos no entran ni salen, ya que aquí la gran responsable de revivir los recuerdos es la luz. Mediante la iluminación, el espacio sonoro y el espacio textual se producen los cambios consecutivos de lugar dentro de la representación. Pasamos de estar en la taberna a estar en la calle, volver a la taberna y revivir el pasado gracias a la luz y al sonido. Además, la estrategia estética estilística utilizada es la teatral – poética, ya que en todo momento los actores rompen la cuarta pared y están en constante juego con el público a través de miradas y preguntas al espectador evidenciando la teatralidad. Asimismo, gracias al back azul difuso se puede revivir al fantasma de esta pieza con una mirada hacia lo íntimo, que nos permite apreciar su belleza y sensibilidad.

 

La interpretación es naturalista y la fonación es la tradicional de los actores. El espacio gestual está bien llevado: el Oficial siempre valiéndose de las cejas para denotar su intriga y curiosidad, Amelia con su suave y a la vez rebelde mirada, Brigitte con una mirada fuerte y manipuladora y José con una mirada tierna y enamorada. Queda claro que el juego de miradas entre los personajes es clave para entender qué busca cada uno y los cuatro actores saben sacar provecho de ello.

Llorar por no matar es una comedia dramática que nos hace pensar en la infinidad de veces en las que hemos querido acabar con alguien y no hemos podido. Solo nos ha quedado estallar en llanto para no ensuciarnos las manos. El Oficial es el responsable de llevarnos de la mano en este caso y descubrir al asesino. Esta es una propuesta diferente que explota cada rincón de El 5 de Velarde para el disfrute del público. Una historia de misterio, sangre y amor que nos transporta a un lejano pasado del que no vamos a querer regresar.

 

 

 

 

Julio Bravo, “En un puerto argentino”, periódico ABC

Nombre del autor no especificado , “Llorar por no matar Teatro Inmersivo en El 5 de Velarde”, Guía Digital: Madrid Diferente 

Nombre del autor no especificado, “Llorar por no matar”, revista GODOT, (3 votos, promedio: 4,67 de 5)

Nombre del autor no especificado, “Teatro de escaparate, en la sala ‘Velarde 5’ de Malasaña”, Reportaje: Tele Madrid

 

 

 

 

 

 

“Llorar por no matar es una comedia dramática que nos hace pensar en la infinidad de veces en las que hemos querido acabar con alguien y no hemos podido. Solo nos ha quedado estallar en llanto para no ensuciarnos las manos. El Oficial es el responsable de llevarnos de la mano en este caso y descubrir al asesino. Esta es una propuesta diferente que explota cada rincón de El 5 de Velarde para el disfrute del público. Una historia de misterio, sangre y amor que nos transporta a un lejano pasado del que no vamos a querer regresar.”

Zonia Lostanau

Máster en Teatro y AAEE UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo