1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sinopsis: Ácida comedia en la que todos los personajes, seis, exponen de manera tragicómica sus desventuras amorosas; al tiempo, nacen nuevas aventuras entre ellos bajo el signo de la provisionalidad y la necesidad de contar con el afecto de alguien próximo para afrontar las diversas circunstancias de la vida.

Autoría: Alfredo Sanzol

Dirección: Alfredo Sanzol

Ayudante de Dirección: Laura Galán

Producción: Teatro abadía y Lazona

Ayudante de producción: Sara Brogueras

Producción ejecutiva: Jair Souza-Ferreira

Coordinación técnica:

Reparto: Íñigo, Pau Durà; Maite, Verónica Forqué; Nagore, Nuria Mencía; Andoni, Pietro Olivera; Mikel, Martiño Rivas; Leire, Camila Viyuela

Escenografía: Alejandro Andújar

Construcción de Escenografía:

Iluminación: Pedro Yagüe

Vestuario: Alejandro Andújar

Realización de Vestuario: Ángel Domingo y Marías Calderón

Música: Fernando Velázquez

Diseño del Cartel: Javier Naval

Fotografía: Javier Naval

Vídeo Promocional: La respiración

Fecha del Estreno: 20 de enero de 2016

Teatro: La Abadía

Duración: 1 hora y 40 minutos

Género: Comedia

Festivales: Festival de Tenerife

Premios: Premio Nacional de Literatura Dramática; Alfredo Sanzol: Premio Max a la mejor autoría; Nuria Mencía: Premio Max a la mejor actriz protagonista; Nuria Mencía: Premio Ercilla Mejor Interpretación; Camila Viyuela: Premio Ercilla Actriz Revelación.

Web Oficial: La respiración

Entrevistas y reportajes:

Álvaro Vicente, Escena Godot: “La Respiración de Alfredo Sanzol”

Las mañanas RNE-RTVE:“´La respiración´, la nueva y esperada obra de Alfredo Sanzol

Atención obras-RTVE:“Gloria Muñoz, Marina Nuñez y Music for foodies”

 

 

antunano

La obra posee una estructura sencilla y eficaz: seis personajes sobre el escenario relatan y representan diferentes avatares de sus aventuras y desventuras amorosas; las frustraciones y los nuevos encuentros, capaces de hacer olvidar relaciones dolorosas y próximos. La obra se presenta como un retablo de diferentes situaciones reconocibles, hilvanadas con un leve hilo de una familia desestructurada, sin que haya más allá de la ostensión un deseo de criticar o, en otro orden de cosas, de contar una historia necesitada de un cierre. A través de la sucesión de escenas se muestra, siempre en relación con el amor y las relaciones de la pareja, la inconstancia, la infidelidad, la atracción momentánea e impetuosa, los caprichos, la promiscuidad en las relaciones, amores compartidos, etcétera, siempre vistas por los espectadores en su haz y envés, en su parte positiva y en el amargor de los desencuentros, siempre pasajeros, porque la siguiente relación está a la espera, aunque resulte igualmente efímera. El texto no pretende profundizar, ni moralizar y está lleno de gag cómicos, intentando presentar más el lado amable que el dolor que producen las separaciones o rupturas. Como ocurre en toda comedia de situaciones, los gag cómicos se vuelven previsibles conforme la acción avanza y pierden eficacia.

La comedia está dirigida con un tempo rápido y con todos los artificios propios de la comedia que el director maneja bien, con el intento de no dar tregua al espectador y provocar la risa por lo absurdo de algunas situaciones, por la similitud, exagerada, con otras propias o de conocidos, o por el impacto tragicómico que produce en los personajes (y aquí el director saca partido de las cualidades de los actores, que afrontan situaciones divertidas o dramáticas bajo el halo de la sorpresa). Todos los actores sacan de sí la vis cómica que llevan y contribuyen a que reine un ambiente festivo durante la representación. Por otra parte, el director marca con claridad relaciones de proximidad entre los personajes para buscar sobre esta la comicidad. En un sentido negativo, cabe destacar el alargamiento de algunas situaciones cómicas, unas veces por el texto, otras por recreación de los actores y encuentro de la risa cómplice en los espectadores.

El espacio escénico se plantea con un carácter metonímico, donde algunos objetos y mobiliario marcan los diferentes lugares donde se representan cada una de las escenas. La iluminación clara y brillante, aunque con matices ayuda a crear un ambiente festivo.

José Gabriel López Antuñano, UNIR

 

Juan Ignacio García Garzón, ABC Cultura: ««La respiración»: el amor es solo aire»

Aldo Ruíz, El Teatrero: » ‘La respiración’: Sanzol impregna de magia y poesía La Abadía en una explosión de amor sin límites»

José Miguel Vila, diariocrítico.com:. “´La respiración´ y la adversidad”

Alfonso Vázquez, Moonmagazine: «La Respiración, de Alfredo Sanzol: lágrimas de amor, comedia y yoga”

Daniel Ventura, Teatro a teatro: «Utopía y sanación»

 

«Nuria Mencía da un auténtico recital en ‘La respiración’, la nueva maravilla de Sanzol, una emocionante comedia …»

Aldo Ruíz

El Teatrero

«El amor es sólo aire y el aire sólo se deja respirar, asegura Alfredo Sanzol…»

Juan Ignacio García Garzón

ABC Cultura

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo