1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: “Las creaciones en ruso y en inglés de Vladimir Nabokov son simétricas como las alas de mariposas de su colección. Gran maestro del detalle parece que ha recogido todo aquello abandonado por nosotros como no necesario, todos los pensamientos, sensaciones y fantasías escondidos en los rincones del cerebro y los ha amalgamado en su pluma evidenciando la elementalidad con la cual el hombre suele interpretar este fenómeno llamado vida. Nabokov descubre y resucita. El poeta del no encuentro nos hizo encontrar el mundo mucho más enfocado y enriquecido. Para la creación de este espectáculo fueron imprescindibles las cualidades polifacéticas de Iván Oriola” (Irina Kouberskaya)

Dramaturgia: Irina Kouberskaya

Autoría: Vladimir Nabokov

Traducción: Irina Kouberskaya

Dirección: Irina Kouberskaya

Producción: Tribueñe S.L.

Compañía: Tribueñe

Reparto: Iván Oriola (Erwin) y José Manuel Ramos (Sra. Ott)

Escenografía: Eduardo Pérez de Carrera

Iluminación: Eduardo Pérez de Carrera y Miguel Pérez Muñoz

Videoescena: (Montaje de imágenes) Antonio Sosa

Vestuario: (asesoramiento de vestuario) Hugo Pérez de la Pica

Música: (Asesoramiento musical) Mikhail Studionov

Utilería: (atrezzo) Irina Kouberskaya

Diseño del Cartel: (Diseño gráfico ) Paula Sánchez

Fecha del Estreno: 13/11/2015

Teatro: Tribueñe

Otros Espacios:

Duración: 1 h.30 min

Género: Comedia

Web Oficial: http://teatrotribuene.com/obras/la-mirada-de-eros/

Entrevistas y reportajes: Yolanda Pintor, La bohardilla-RN5,“La mirada de Eros de Irina Kouberskaya invita a dar rienda suelta a los deseos”

 


elena

La mirada de Eros, un texto que inunda la sala del teatro Tribueñe de magia, fantasía y erotismo. El actor, Iván Oriola se convierte en Erwin, un peculiar personaje creado por la pluma de Vladimir Nabokov en su Cuento o Cuento de hadas y al que la mano de Irina Kouberskaya modela gracias a otros textos del mismo autor que se combinan, naciendo así, el protagonista de esta fábula cuya trayectoria él mismo contará.

Erwin es un personaje fascinado por las mujeres, no obsesionado (es importante el matiz). Las observa por la calle intensamente desde su timidez e, incapaz de hablar con ellas, las incorpora a su particular y ficticio harén. Un día, el demonio, que tiene forma de mujer, le propone un juego: disfrutar de las mujeres que elija durante el próximo día, como buen demonio, siempre con una sencilla pero imprescindible condición.

La música de Sergei Rachmaninoff crea la atmósfera perfecta en la que se moverá Erwin y que contribuirá de manera significativa al desarrollo de la obra y a la comprensión de las emociones del personaje.

En un espacio escénico completamente negro, se presenta Erwin (Iván Oriola), él mismo irá dibujándose con la palabra, al igual que irá dibujando el mundo que lo rodea. Gracias a la limpieza y perfección a la hora de contar “su cuento”, Iván Oriola consigue introducir de lleno al espectador en el mundo de Erwin, sorprenderlo con sus trucos de ilusionismo, hacerle reír con sus habilidades para el mimo y, en general, hacerle disfrutar con este personaje.  Pronto, el escenario se convertirá en la ciudad por la que Erwin pasea a diario, en el tranvía, en la oficina o en su apartamento. Y por supuesto, con la palabra irá desvelando su pasión oculta, una pasión nacida del miedo al rechazo pero sobre todo, de la fascinación por la belleza; la belleza de unas mujeres muy dispares entre sí, una pasión de la que hará partícipe al espectador que enseguida se sentirá sumergido en el bello universo que Erwin crea. Para que este efecto se produzca es esencial el papel que desempeña el actor José Manuel Ramos, compañero en la sombra de Erwin, que aporta siempre el elemento necesario, en el segundo preciso, lo que permite ir componiendo este cuento teatral. Además, hará las veces de Sra. Ott (demonio).

A todo ello, hay que sumar un diseño de luces que logra crear y magnificar todos los efectos de ilusionismo y que contribuye de manera imprescindible a la composición artística del espectáculo.

La mirada de Eros, se convierte en un viaje de fascinación por la belleza, de liberación de los miedos y advertencia ante los peligros de la avaricia. Pero ante todo, más allá de la trama en sí del personaje, este equipo logra crear un espectáculo que invita a disfrutar de la vida, la magia y la fantasía y que no deja indiferente.

Elena Martínez Moriel, ITEM

 

 

Álvaro Vicente, Godoff, “A partir de un relato de Nabokov, Irina Kouberskaya compone un monólogo a dúo que mezcla magia y erotismo evocado en la palabra”:

Horacio Otheguy Riveira, Culturamas, “ ‘La mirada de Eros’:bellísimo espectáculo con Iván Oriola: actor mimo y mago”:

Estrella Savirón, A golpe de efecto, “La Mirada de Eros, una exquisita obra basada en un cuento de Vladimir Nabokov”:

Guillermo Názara, Primera fila, “Crítica de “La Mirada de Eros”: “Un monólogo con personalidad múltiple”:

José Miguel Vila, Diariocrítico, “’La mirada de Eros’: teatro, pasión y magia sorprendentes sobe el escenario”:

 

eros1 eros2 eros3 eros4

La mirada de Eros – Teatro Tribueñe.

Teatro Tribueñe– Estreno de La mirada de Eros.

 

 

«Las producciones del Teatro Tribueñe poseen un sello especial, un aire romántico y poético…»

Estrella Savirón

A golpe de efecto

Puedo intentarlo. Hablar de este nuevo montaje de la compañía de la sala Tribueñe. Pero es…»

Álvaro Vicente

Escena Godoff

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo