1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sinopsis: Interpretada como puro teatro del absurdo, o en clave cómica, como parodia afilada de la sociedad burlesca de la época, la obra de Ionesco, nace de la necesidad del autor por aprender inglés. Para repasar frases de uso cotidiano, pone a dialogar a los matrimonios Smith y Martin, y acaba por general una espiral de situaciones absurdas y conversaciones imposibles, tras las que se revela una mirada al interior no carente de sentido trágico

Traducción: Natalia Menéndez

Versión: Natalia Menéndez

Dirección: Luis Luque

Reparto: Adriana Ozores, Fernando Tejero, Joaquín Climent, Carmen Ruiz, Javier Pereira, Helena Lanza.

Iluminación: Felipe Ramos

Vestuario: Almudena Rodríguez Huertas

Música: Luis Miguel Cobo

Fecha del Estreno: del 3 de mayo al 11 de junio de 2017

Teatro: Teatro Español

Duración: 80 minutos

Premios: Luís Luque, candidato al premio Valle-Inclán por La cantante calva.

 

Crítica teatral de La cantante Calva

Silvia Galí – Alumna en prácticas máster en AAEE

La versión de Natalia Menédez de La cantante calva de Eugène Ionesco, dirigida por Luís Luque, es una propuesta que, sin ser muy arriesgada, sitúa al espectador en una posición cómoda y distendida, con mucho humor y ritmo acelerado. La intención de ofrecer un espectáculo de entretenimiento no supera aun así las leyes del recato, por lo que es a veces difícil llegar a captar por completo lo absurdo de la obra, en esencia incómodo, con cierta violencia y descaro.

La propuesta escenográfica tiene una estética realista, pero con un estilo simplificado y algo esteticista, que representa el interior de una casa burguesa de estilo neoclásico. La escenografía está compuesta por tres corpóreos a modo de paredes que encierran la casa, con una puerta en el centro de la que baja una escalinata, cubierta a su vez por una alfombra que atraviesa todo lo ancho del escenario. El resto de la escenografía se compone por cinco sillas, una bandeja con ruedas donde se guardan los licores, un gran reloj colgado del techo, más alto que las paredes, y un telón hecho de gasa de estilo alemán.

El esteticismo de su plástica escénica se consigue, más que por buscar lo bello, por buscar lo evidente en grandes dimensiones. La obviedad en el hecho de que nos encontramos dentro de una casa de una familia inglesa, tan repetida por el propio Ionesco, es insistida por la alfombra tricolor que baja por las escaleras con los colores ingleses azul, rojo y blanco, acompañada por el reloj, que en su interior está escrito “London, England”. Por si fuera poco, al inicio y al final de la obra la gasa semitransparente que sirve de telón tiene imprimida una inmensa bandera de Inglaterra. Al levantarse, lo acompañará también el himno de Inglaterra.

Los elementos más originales de la obra, que nos sumergen en el universo del absurdo, son los recursos sonoros, emitidos a través de un sonido ambiente, así como por la voz de los propios actores. Estos sonidos a menudo tienen referentes poco claros, hecho que enfatiza un humor más grotesco y surrealista, aunque podemos distinguir la construcción de un ambiente sonoro perteneciente a los animales de granja, con gallinas, cerdos y caballos, hecho que da un toque de gracia a la propuesta por su gran contraposición con la pretendida finura de la mansión burguesa, que se convierte en un gallinero y casa de locos.

En conclusión, el convencionalismo de la propuesta se ve a menudo cuestionado por elementos realmente humorísticos y por un tono detectivesco tan obvio que saca una sonrisa. La escenografía fija explota bien la mayoría de sus recursos y la iluminación, mayoritariamente cenital y frontal, y un humo que aparece en los momentos de misterio da una atmósfera teatral a la propuesta que la favorece, considerándolo uno de los elementos de la plástica escénica más bien empleados de la obra.

Diario El País. 04/05/2017

No se siente especialmente apabullado Luis Luque ante el montaje de La cantante calva, una obra de vanguardia que sigue llenando los escenarios de medio mundo (El Théâtre de la Huchette de París lleva sesenta años representándola ininterrumpidamente). “Es lo mismo que montar un clásico. Intento hacer el mismo trabajo honesto de análisis que hago con todo, siempre compartiendo con los actores. No hay que tener miedo a nada. Seguro que hay miles de cantantes calvas mucho mejores, pero ésta es la mía y espero que se valore desde ahí”.

Diario ABC. 29/04/2017

El proceso realizado por Luque y los actores ha sido «un viaje desde la comedia de bulevar, de salón, hacia la deshumanización y la mecánica». El director se refiere a los personajes como «no personajes». «No tienen psicología. Sus historias son como callejones sin salida; al final de ellos hay una puerta, pero detrás solo hay otro callejón sin salida. En los personajes no hay recorrido psicológico».

Periódico ARTEZBLAI 08/06/2018

Luis Luque, director stajanovista, en esta temporada con varias puestas en escena, aborda La cantante calva destacando su potencia visionaria. 

 

“Los elementos más originales de la obra, que nos sumergen en el universo del absurdo, son los recursos sonoros, emitidos a través de un sonido ambiente, así como por la voz de los propios actores.”

Silvia Galí

Máster en Teatro UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo