1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

El pasado 10 de abril aterrizó en la Sala Roja de los Teatros del Canal de Madrid “In Paradisum”, la última producción escénica de Pepe Luis Habichuela.

Buscando homenajear a su padre, fallecido hace unos años, y rodeado de su familia tanto en el escenario como entre el público, el perteneciente a la gran saga de los Habichuela llenó una sala de amantes del flamenco dispuestos a disfrutar durante una hora de la fusión entre música lírica y flamenco.

Un cuarteto de cuerda sostuvo la voz de veinte cantantes del Coro de Cámara de Granada, todos vestidos de negro y dirigidos por la soprano italiana Laura Lavigny. Estos se enfrentaron a un coro gitano conformado por cuatro mujeres vestidas de blanco que contaron con el apoyo de dos guitarras, una percusión, un bajo y un piano.

El inicio de la actuación estuvo marcado por unos problemas de sonido que rompieron con la magia del ambiente, aunque consiguieron solucionarlo como a los diez minutos del inicio del show.

Todo comenzó con una zambra, seguido de una vidalita y unos tientos. Tras ello, la soprano Lavigny protagonizó un momento muy especial en el teatro interpretando una alabanza cristiana que prosiguió Pepe Luis con una saeta flamenca y culminó con una seguidilla.

La última parte del espectáculo fue pura improvisación por bulerías y una pieza de mezcla entre música lírica y música flamenca con todos sus respectivos instrumentos.

Respecto a la puesta escenográfica, a la izquierda se situaron los “intérpretes líricos” y a la derecha los “intérpretes flamencos”, en una posición de gradas; y “vigilados” desde atrás por una foto del gran Luis Habichuela subtitulada con la frase “Tiene Luis el Habichuela los ojos de fuego negro y el alma de yerbabuena”. El detalle fue muy bonito, pero faltó profesionalidad en la tipografía y diseño gráfico.

Respecto a la iluminación, fue variada según el tono emocional de la canción: a melodías más suaves, luces azules, moradas…; a melodías más cañeras, luces rojas y doradas.

Ni ha sido la primera vez que Pepe Luis llena un teatro en Madrid, ni será la última. 

De “In Paradisum” siempre se recordará el cariño y el amor que se palpaba en el ambiente al homenajear a su padre rodeado de los suyos.

Las voces de las coristas recordaban a las musas de Hércules, decorando cada detalle musical y de las que merecen reconocimiento la versatilidad de Alba Cortés y el atrevimiento de Aroa Fernández. Sin embargo, la ejecución lírica dejó una sensación agridulce al no cumplir por completo con las expectativas de excelencia que se aseguraban en el programa.

Las voces de este elenco no transmitieron del todo un valor de unidad y compactamiento entre ellas, lo que transmitió que el nivel de este no era tal y como se esperaba.

Por su parte, Pepe Luis hizo justicia a su apellido, a su familia y, sobre todo, a su padre. La familia Habichuela es siempre bien acogida por cualquier amante del flamenco y por cualquier público que reconozca el poder y la calidad de la sangre. El público salió contento, emocionado y con la sensación de que el espectáculo se había hecho corto.

Una hora y veinte no da para homenajear lo suficiente al hombre que supuso el punto de explosión del talento de los Habichuela.

7,5/10

Pepe Luis Habichuela, ‘In Paradisum’, un homenaje a su padre, RTVE

Pepe Luis ‘Habichuela’ homenajeó anoche a su padre con el gran espectáculo ‘In paradisum’, topcultural.es 9,5/10

Pepe Luis Carmona Habichuela: «‘In Paradisum’ es lo más emotivo y sentido que he hecho en toda mi carrera», granadadigital.es

 

La familia Habichuela es siempre bien acogida por cualquier amante del flamenco y por cualquier público que reconozca el poder y la calidad de la sangre. El público salió contento, emocionado y con la sensación de que el espectáculo se había hecho corto.

María García Mayo

alumna del Máster de Teatro y Artes Escénicas UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo