1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sinopsis: «Los otros pueden ser mis fantasmas, una madre que quiere operarse la cabeza en otro planeta, una película protagonizada por Nicole Kidman e incluso el tema de una conferencia antropológica a dos voces. Los otros son los ingenieros aeroespaciales que diseñan naves para lanzar almas al espacio cósmico con tal de no ser olvidados. Todas estas posibilidades están dentro del agujero de gusano, un fenómeno igual de especulativo que dedicarse al teatro. Esto es un intento por hablar de los otros para acabar hablando de nosOTROS »

Dirección: Tomás Cabané

Ayudante de Dirección: Tomás Pozzi

Reparto: Carla R. Cabané, Iván Luis, Marcos de Frutos, Marta Kawalec y Manuel Egozkue

Escenografía: Silvia de Marta

Construcción de Escenografía: Enrique Jordán

Iluminación: Jesús Díaz

Videoescena: Aleks Kawalec

Vestuario: Malala Producciones

Espacio Sonoro: Alejandro Matrán

Fotografía: Aleks Kawalec

Vídeo Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=quK_AG66Txs

Fecha del Estreno: 9 de mayo de 2019

Teatro: El Umbral de Primavera

Duración: 70 min

Género: Performance/Danza

Festivales: Surge Madrid 2019

Web Oficial: : http://elumbraldeprimavera.com/evento/hay-un-agujero-de-gusano-dentro-de-ti/

 

Durante los primeros quince minutos de la obra uno no puede sentir más que confusión. Todo es extraño, ininteligible, obscuro. Desde un bicho gigante que repta en medio del escenario hasta una mujer misteriosa que habla en polaco como si tal cosa. Pero a diferencia de lo que se podría esperar al crear un clima tan fuerte de extrañamiento, se consigue atraer la atención del público.

Tengo que reconocer que la obra me ha gustado mucho en algunos aspectos, pero en cambio en otros no me ha agradado del todo. Sin recaer en mi reticencia a ver espectáculos demasiado fragmentados y postmodernos, creo que, a pesar de haber un texto subyacente de gran originalidad, no consigue superar una fragmentación que considero excesiva y que aleja al público de la reflexión que la dramaturgia encierra.

De todas formas, no tendría por qué resultar negativo que la reflexión resulte tenue y que brillen otros elementos durante la representación que muchas veces quedan eclipsados por una tendencia panfletaria a poner por delante las ideas en detrimento del propio drama. Como espectador resulta muy interesante asistir a un espectáculo estético con una más que correcta interpretación, en la que escasea el diálogo, pero no el texto. En este sentido, si bien he criticado en la dramaturgia la falta de ligazón, es oportuno alabar la originalidad de las escenas que meten al espectador en la obra, así como el texto y subtexto que no se ven pero que se percibe.

Comentar finalmente otro aspecto que me ha encantado. La atmósfera de misterio e intriga encaja perfectamente y se funde como lo hacen el teatro y la danza durante toda la representación. Una plasticidad y elegancia que hipnotiza al público y que lo hacen más sumiso a lo que pasa en escena, y lo convierte —en ciertos momentos— en una marioneta, en un algo movido por unos personajes que también son movidos por otro algo. ¿Y qué es ese algo? Quizás, El agujero de gusano que todos llevamos dentro.

Pero antes de terminar, vale la pena preguntarse por el significado de un agujero de gusano. Por lo que se deduce de la obra, el agujero de gusano se refiere a la superposición entre el pasado el presente y el futuro, y a la renuncia filosófica de contemplar el tiempo como un segmento lineal con punto de partida y punto final. Es aquí, cuando el misterio, la ambigüedad y el clima obscuro, juegan también a favor de la obra, pues el mismo tiempo se convierte difuso provocando que el espectador se mantenga absorto en una representación donde todo parece cuestionarse. Quizás, esto sea lo que más choque de la obra: esta ilusión temporal donde no sabemos nada ni del cómo ni del porqué. Pero da igual, porque todos sabemos que dentro de nosotros llevamos un agujero de gusano.

Isaías Ferrer Orduz
Master en Teatro y Artes Escénicas, UCM

Ismael Lomana, “Tu vida en conserva”  En Platea

Luis Muñoz Díez, “Hay un agujero de gusano dentro de ti, de Tom Cabané” Revista Tarantula 

 

Tomás busca colarse por un agujero negro que le permita a él, sus personajes y al público en general jugar a su antojo con el tiempo y el espacio.

Luis Muñoz Díez

Revista Tarántula

Hay un agujero de gusano dentro de ti es una abstracción escénica, que abarca lo teatral, lo performático y la danza, en una amalgama de conceptos que cuestiona la familia, las relaciones de pareja, el género y la posteridad.

Ismael Lomana

En Platea

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir
Logo