1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando...

Título: Gamer

Autora: Carolina Álvarez Mendoza

Sinopsis: Gamer es una pieza coreografiada creada por Christine Bonansea Company en colaboración con un equipo artístico multimedia que combina varios dominios del arte y de la tecnología, inteligencia artificial: una serie de escenas coreografiadas que incluyen sensores robóticos Lasermice, cuerpos, música electrónica, imágenes de paisajes oníricos digitales en 3D, video mapping y diseño de luces. La pieza juega con la dimensionalidad del espacio-tiempo, las representaciones virtuales y reales mediante el uso de la cultura de los videojuegos y los arquetipos.

Autoría: Christine Bonansea Saulut

Producción: DOCK11 DOCKART

Reparto: Christine Bonansea Saulut, David Mariano, Hinako Taira, Sho Nakasatomi

Iluminación: Asier Solana

Efectos especiales: Lucas Kuzma, Yoann Trellu

Fecha del Estreno: 30 de marzo de 2022

Teatro: Teatros del Canal

Sala: Negra

Duración: 120 mins (Oecumene + Gamer)

Género: Danza

Web Oficial: https://teatromadrid.com/espectaculo/instituto-stocos-oecumene-gamer

Una manera diferente de danza, uniéndose con las nuevas tecnologías

Carolina Álvarez, Máster Teatro y Artes Escénicas.

Gamer es una propuesta escénica que crea un espacio de hiperrealidad con un enfoque rompedor que cuestiona nuestra percepción en el uso del entretenimiento y la tecnología.

Esta obra ha sido creada por la compañía de Christine Bonansea. Esta se fundó en el 2010 y se caracteriza por ser expresiva, por sus grandes movimientos, la técnica y por su experimentación en el arte en general. La compañía apuesta por la fusión de distintas ramas artísticas como la música, la danza, las nuevas tecnologías y el teatro.

La sala negra me pareció la más idónea para este espectáculo ya que, al usar dispositivos tecnológicos, es necesario que el espacio esté totalmente oscuro. Nada más llegar a la sala, entramos en un mundo futurista donde la inteligencia artificial y las luces LED predominan en la escena. En cuanto a la iluminación, hay que destacar la gran gestión a nivel técnico, puesto que se emplean sensores robóticos Lasermice, cuerpos, música electrónica, imágenes de paisajes oníricos digitales en 3D, video mapping y diseño de luces. La música, la coreografía y la iluminación se coordinan constantemente a lo largo de la pieza.

Durante toda la obra nos encontramos inmersos en un videojuego. Se juega constantemente con el concepto espacio-tiempo. La escenografía va cambiando gracias a las imágenes digitales y las coreografías van jugando con el tiempo, apoyándose en la música. Esto nos sumerge en un lugar ficticio. Además esto se incrementa con la iluminación empleada y el video mapping.

Cada escena es independiente y se pretende mostrar el uso que le damos a la tecnología actualmente. Las nuevas tecnologías han pasado a ser una necesidad, en ocasiones podemos llegar a pensar que no podríamos vivir sin ellas. Nos hemos acostumbrado a estar pendientes del móvil las 24 horas del día y a relacionarnos a través de las redes sociales, dejando de vivir el presente en numerosas ocasiones. Esto es un problema que tiene la sociedad actualmente. Esta propuesta tiene como objetivo plantearnos estas cuestiones y ponerlas en duda.

Esta pieza tiene una complejidad que muchas veces no valoramos. Muchas veces no le damos el reconocimiento necesario al equipo técnico. Este es tan importante como los intérpretes o bailarines que salen a escena. Sin duda, esta obra no sería lo mismo sin esta parte de iluminación y nuevas tecnologías.

Una cosa a destacar, es la gran precisión para unir la danza con la tecnología. Esto resulta más complejo si hay varios bailarines a la vez en escena. Personalmente, me ha parecido una pieza muy interesante y que podría invitar a realizar más experimentaciones de este tipo con la danza, que es muy necesario.

La obra está muy bien organizada y pensada, teniendo todos los detalles perfectamente estudiados. Los movimientos de los bailarines están cuidados al detalle y coordinados con todo el equipo de iluminación y sonido. Me parece una obra necesaria para impulsar la innovación en todas las ramas artísticas.

En conclusión, es una obra en la que se le debería de dar mérito no solo a los intérpretes, sino también a todo el equipo técnico. Sin ellos no sería posible este gran resultado.

Javier López Rejas, “Canal Connect echufa de nuevo sus circuitos”, El español .

Adolfo Ortega, “planes para el fin de semana: danza y tecnología conectados, Sheakespeare en un puzle y Edurne en el teatro Eslava”, 20 minutos.

 

«La compañía apuesta por la fusión de distintas ramas artísticas como la música, la danza, las nuevas tecnologías y el teatro.»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo