1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Fuenteovejuna (1619) es una obra de teatro barroco, de Lope de Vega, en la que el pueblo se levanta contra la injusticia y los abusos de poder. Según el crítico literario Menéndez Pelayo, “no hay obra más democrática en todo el teatro castellano”. En 1476, los habitantes de una aldea andaluza llamada Fuente Ovejuna, hartos de soportar los abusos de su señor, se rebelaron unánimemente contra él. La rebelión acabó en asesinato, pero el pesquisidor no pudo arrancar de las bocas de los aldeanos más que una única respuesta: «Fuente Ovejuna lo hizo». Frente a este admirable comportamiento se renunció a continuar la investigación dando por justa la venganza del pueblo. El famoso episodio fue recreado e inmortalizado por Lope siglo y medio después en una obra cuya tensión y fuerza dramática cautiva emocionalmente al lector.

Dramaturgia: Antonio Álamo

Autoría: Lope de Vega

Dirección: Pepa Gamboa

Ayudante de Dirección: Joaquín Galán

Producción: TNT/Atalaya

Reparto: Rocío Montero Maya, Lole Del Campo Díaz, Carina Rámirez Montero, Sandra Rámirez Montero, Ana Jímenez / Pilar Ramírez, Rocío Rivasflores, Beatriz Ortega Chamorro, David Montero

Escenografía: Antonio Marín

Iluminación: Alejandro Conesa

Vestuario: Maite Álvarez

Fotografía: Félix Vázquez

Fecha del Estreno: 21 de octubre de 2016

Teatro: Español

Sala: Principal

Género: Tragedia

Web Oficial: Atalaya-TNT

Entrevistas y reportajes:

EFE, 20 minutos: “Mujeres gitanas de El Vacie conquistan el Teatro Español con la obra Fuenteovejuna”

 

julioFuenteovejuna se viste de gitana

Fuenteovejuna es uno de nuestros clásicos más dúctiles; en la historia de su adaptación conviven versiones en ballet como el de Antonio Gades junto a usos políticos como los de las adaptaciones de Manuel Bueno y Valle-Inclán (1903), Cipriano Rivas Cherif junto a la compañía Xirgu-Borràs o la de García Lorca (1933) o las adaptaciones realizadas en el Chile de Pinochet o la Rusia Soviética. No resulta, pues, nada raro que se haya realizado una adaptación libre con siete valientes siete mujeres gitanas (Rocío, Lole, Carina, Sandra, Ana, Pilar y Puny), quienes han nacido y crecido en el poblado chabolista de El Vacie, al norte de Sevilla y dos actores profesionales. La responsable de todo es Pepa Gamboa, quien ha trabajado con sectores desfavorecidos en varios países. No es el primer trabajo que realiza la productora TNT/Atalaya, que dirige Ricardo Iniesta: hace años tuvo mucho eco su puesta en escena de La casa de Bernarda Alba, una obra que tuvo diez galardones de ámbito nacional y europeo como referente de buenas prácticas de inclusión social. Gamboa bebe de esas tradiciones que han entendido que, en cuanto arte (escénica), el teatro tiene una responsabilidad cívica en la que la formación de ciudadanos es primordial; y esta formación pasa ineludiblemente por la apuesta por el teatro como medio de visibilidad de los marginados. Corrientes europeas de teatro político surgidas, sobre todo, al albur de los modelos de Erwin Piscator y de Bertolt Brecht o, en el caso español, de las misiones pedagógicas, enfatizan la función social del teatro y su capacidad de crear sujetos críticos desde talleres teatrales. A la par, hay una interesante corriente específicamente latinoamericana llamada el “teatro del oprimido” de Augusto Boal o la “pedagogía del oprimido” de Paulo Freire que procura la toma de conciencia de los actores, técnicos y público con el fin de formarlos críticamente y hacerlos entrar en lo que Lacan denominaría el imaginario del poder, que pasa, necesariamente, por su inclusión en la literacidad. Algunas de estas ideas se vinculan con el teatro popular, los teatros de agitación y propaganda, o el psicodrama. En esta línea de teatro comprometido se inserta la labor de Gamboa.

El trabajo de las actrices amateur viene sabiamente contrapuntado por el de los actores profesionales Bea Ortega y el actor David Montero, de etnia no gitana. Ortega y Montero llevan gran parte del peso de la producción y ayudar a mantener el verso a lo largo de la obra. Se trata de un teatro sufrido y coral donde es difícil que no se note el contraste entre los profesionales y los amateur, lo que, curiosamente, reivindico como uno de los grandes logros de la obra. Las actrices se presentan en escena con un signo que las hace fácilmente reconocibles: Rocío Montero Maya (Alcalde) aparece con una vara, Ana Jiménez (Reina Isabel) con una corona, Rocío Rivas (Laurencia)con un par de zapatos blancos de tacón, etc. La escena está construida a partir de tejidos con los que se juega para la construcción de las escenas de lavandería, o los juegos en los que las habitantes de Fuenteovejuna o el Comendador se esconden. La dramaturgia de Antonio Alamo acierta en adaptar mucho la obra, se han recortado escenas (quizá la conversación amorosa entre Laurencia y Frondoso de la primera jornada se echa en falta) y se alivia mucho el verso, que podría ser complicado para seguir. La atmosfera intenta presentar una cierta continuidad entre la Castilla del XV, la de Lope de Vega y la España actual por medio de símbolos unificadores (el llanto de las plañideras, una valla que se proyecta, la presencia de la monarquía, etc.). Se echa mano de rasgos locales: cantan Grândola, Vila Morena y un fado magnífico y hay, al menos, una escena magnífica: cuando las mujeres venden en un mercadillo la ropa, la carne y la asadura del Comendador, magistral.

En breve, una obra interesante, que sorprenderá a los muy puristas, pero que seguramente te entretenga e incluso te admire si, sencillamente, te gusta el teatro.

Julio Vélez

SET – ITEM

Adrián Delgado, ABC, «Fuenteovejuna se sube al Teatro Español interpretada por mujeres de un poblado chabolista»

Milagros Martín-Lunas, El Independiente, «Fuenteovejuna con la raza de las mujeres de El Vacie»

Fuenteovejuna se sube al Teatro Español interpretada por mujeres de un poblado chabolista

Adrián Delgado

ABC

Fuenteovejuna con la raza de las mujeres de El Vacie

Milagros Martín-Lunas

El Independiente

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo