1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Sinopsis: Vladimir y Estragón representan, acaso como ningún otro personaje, el desvalimiento del ser humano en la segunda mitad del siglo XX. Ahora, en los inicios del siglo XXI, un dramaturgo y director joven, Alfredo Sanzol, heredero, como casi todos, del teatro de Beckett, afronta la escenificación de Esperando a Godot, justamente desde una visión del mundo caracterizada por el humor ácido y por la preferencia de lo fragmentario e incompleto.

Autoría: Samuel Beckett

Versión: Ana María Moix

Dirección: Alfredo Sanzol

Ayudante de Dirección: Pietro Olivera

Producción: Centro Dramático Nacional

Reparto: Miguel Ángel Amor, Paco Déniz, Juan Antonio Lumbreras, Juan Antonio Quintana, Pablo Vázquez

Escenografía: Alejandro Andújar

Construcción de Escenografía: Juan Magro

Iluminación: Pedro Yagüe

Fotografía: David Ruano

Vídeo Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=6SdlEKl7HgE

Fecha del Estreno: 19/4/2013

Teatro: CDN

Sala: Teatro Valle-Inclán

Género: Tragicomedia

Esperando a Godot de manera “horriblemente cómica”

Katerina Popiolkova

katerinaEl dramaturgo y director de escena y, recientemente, nuevo director del Centro Dramático Nacional, Alfredo Sanzol, estrenó en 2013 en el teatro Valle-Inclán un montaje de Esperando a Godot. Antes del estreno, el director confesó que es una de sus obras de referencia, a la que suele recurrir mientras escribe para lograr el desbloqueo o la inspiración.

Una obra que ya se ha vuelto clásica. Llamarla así, significa, al mismo tiempo, reconocerla y “estigmatizarla”, ya que este “estigma” comprende una serie de prejuicios y estereotipos que se reflejan en las expectativas de los espectadores, tanto para los aficionados como los profesionales, en el cómo hacerla. Esto, por consecuencia, es un reto para los creadores al escenificarla porque, cada vez, tienen que defender su interpretación dentro de una tradición y ante un público, en general, conocedor de ella. Sanzol y su equipo han salido airosos de ello.

Una atmósfera onírica, recreada por una iluminación tenue de luces frías y unas telas azules que forman parte de la escenografía, evoca sensaciones de un espacio infinito y desierto. El suelo del escenario está cubierto por unos arbustos y en el centro hay un árbol, seco e inestable, que hasta se cae en el momento en el que Gogo le da un empujón.

En este “campo”, bien construido para el correspondiente juego, se mueve el quinteto de los actores: Juan Antonio Lumbreras interpretando a Gigi, Paco Déniz a Gogo, Pablo Vázquez a Pozzo, Juan Antonio Quintana siendo el lastimoso Lucky y Miguel Ángel Amor el Muchacho. Sus interpretaciones tienen mucho nivel y son equilibradas, con excepción del personaje de Pozzo – el actor, por desgracia, se deja llevar por la sobreactuación y, al final, resulta plano.

Al contrario, hay que resaltar las actuaciones impecables de los dos protagonistas de la obra. Juan Antonio Lumbreras como Gigi, parece tener una leve predominancia en el espectáculo. Su personaje es un niño grande, ingenuo y alegre que trae frescura y esperanza a la vida. Paco Déniz, de estatura alta y robusta, es el desesperado y el desvalido de la pareja. Sin embargo, juntos forman un conjunto increíblemente divertido y chispeante. Hay incluso momentos que sugieren una relación homosexual entre los dos, pero este aspecto queda sin desarrollar, así que, en consecuencia, se entiende solamente como una otra forma de diversión que les sirve, nada más, para matar el tiempo.

Sanzol acentúa los aspectos cómicos de la obra y, de esta manera, se distancia de los temas más serios que esta incluye, pero se acerca a la concepción de Beckett que definió a la pieza como “horriblemente cómica”. En conclusión, la puesta en escena tiene una idea muy clara que se ha sabido transmitir de forma entretenida y comprensible al público.

Críticas en prensa y blogs

Miguel Gabaldón, “Alfredo Sanzol lleva un divertido Esperando a Godot al Teatro Valle-Inclán”, Mono de teatro  (10/10) 

Carlos Gil Zamora, “La semilla de la nada”, Artezblai (7/10)

Marcos Ordóňez, “Salvación aquí y ahora”, EL País (8/10)

José Catalán Deus, “Esperando a Godot en el Centro Dramático Nacional”, Periodista Digital (8/10) 

“Wilde, Beckett… y Alfredo Sanzol”, La Gaceta (4/5) 

La clá, “Producir Esperando a Godot sin ser una compañía de teatro aficionado es una osadía”, La clá (8/10) 

Entrevistas y reportajes

Reportaje: Julio Bravo, “Esperando a Godot: absurda naturaleza humana”, ABC 

Noticia: “El Centro Dramático Nacional estrena “Esperando a Godot”, dirigida por Alfredo Sanzol”, Red Escena 

Noticia: Elsa Fernández-Santos, “Toda una vida esperando a Godot”, El País 

Entrevista: “Alfredo Sanzol. Esperando a Godot”, Revista Teatros

Una atmósfera onírica, recreada por una iluminación tenue de luces frías y unas telas azules que forman parte de la escenografía, evoca sensaciones de un espacio infinito y desierto.

Katerina Popiolkova

Estudiante Máster UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo