1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Alejandra, hija de un matrimonio gallego que emigró de su tierra (Muros) y que posteriormente se separó, quiere hacer un documental sobre el lugar en que sus padres se conocieron, la discoteca Paraíso, convertida ahora en el supermercado Eroski. Sus padres, Antonio y Eva, se representan a sí mismos treinta años antes.

Dramaturgia: XRON

Autoría: Manuel Cortés (Textos)

Dirección: XRON

Ayudante de Dirección: Arantza Villar

Producción: Chévere

Distribución: Crémilo-Carlos M. Carbonell

Compañía: Chévere

Reparto: Patricia de Lorenzo, Miguel de Lira, Cristina Iglesias, Fidel Vázquez, Ricardo Lacámara

Escenografía: Chévere

Vestuario: Chévere

Música: Terbutalina

Espacio Sonoro: Rosa Moledo y Federico Rei (Voces grabadas)

Fotografía: Matteo Bertolino

Vídeo Promocional:

Fecha del Estreno: 19 de enero de 2017 (en Madrid)

Teatro: Naves del Español (Matadero)

Género:

Duración: 1 hora y 30 minutos

Web Oficial: http://teatroespanol.es/417/eroski-paraiso.html

Entrevistas y reportajes:

 

 


foto-redes-1  

La discoteca Paraíso, en Muros, fue en los años 80 del pasado siglo el centro de reunión de todos los jóvenes de la comarca muradana y alrededores, especialmente de Mazaricos. Allí, en un sábado de fiesta, entre el humo de los porros y los vapores del alcohol, se conocieron Eva Martínez y Antonio Formoso. Tras bailar, se fueron a consumar sus amores en el cercano cementario de Serres. Ella quedó embarazada, se casaron y emigraron a Canarias. Más tarde se separaron. Veinticinco años después su hija Alejandra, que ha estudiado cine en Barcelona, los reúne en el mismo lugar para reconstruir aquel encuentro del que nació ella en un documental que será su trabajo de fin de carrera. Pero la discoteca Paraíso no existe y en su lugar han puesto un supermercado, Eroski, en donde trabaja Eva, que ha tenido que volver a Muros para cuidar a su padre con Alzheimer.

Eroski Paraíso dramatiza la vuelta a un paraíso perdido. Antonio y Eva (es evidente la relación con Adán y Eva) recrean para su hija aquella noche de hace veinticinco años. Y lo hacen sin entender muy bien lo que quiere Alejandra, pero con buen ánimo y con mucho de sorna gallega. La obra, bajo la risueña apariencia del retrato de unas relaciones familiares, es en realidad un lúcido análisis de lo que han sido las últimas décadas para todo Galicia. A la alegría juvenil de un supuesto paraíso en los años 80 le sigue la emigración, la ruptura, el narcotráfico, la vuelta a una tierra sin memoria y convertida en un mercado donde finalmente no hay nada. La imagen final de los estantes vacíos, que a Toño le devuelve la imagen de las estructuras de la casa sin terminar que tiene la familia en Mazaricos, es todo un símbolo de la Galicia actual. Sin embargo, este amargo retrato de la expulsión del paraíso está tratado, como lo harían los mismos protagonistas, con la levedad y el escepticismo propios del carácter gallego.

Los actores, especialmente Patricia de Lorenzo y Miguel de Lira, trabajan con una pasmosa naturalidad a la vez que componen sus personajes con un punto de ironía. El espectáculo, de aspecto desaliñado (desaliño muy buscado), transmite una calidez inmediata y nostálgicamente festiva que culmina con la rifa de la merluza entre el público.

 

                                                           Fernando Doménech, RESAD

 

 

««Eroski Paraíso» es una función teatral, pero también es un documental, el que ha planeado Álex, hija»…

 

Juan Ignacio García Garzón

ABC

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo