1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sinopsis: Revisión poética del clásico de Anton Chéjov. Una obra sobre el tiempo, sobre la acción y el inmovilismo, sobre los recuerdos como un lastre que impide ver la realidad. La destrucción y los vientos de cambio.

Traducción: Jaroslaw Bielski

Versión: Mikolaj Bielski y Jaroslaw Bielski

Dirección: Jaroslaw Bielski

Ayudante de Dirección: Anton Chéjov

Producción: Compañía Réplika Teatro

Producción ejecutiva: Socorro Anadón

Compañía: Réplika Teatro

Reparto: Antonio Duque, Socorro Anadón, Manuel Tiedra, Raúl Chacón, Rebeca Vecino/Ángela de la Fuente, Javier Abad, Antonella Chiarini

Escenografía: Jaroslaw Bielski

Ayudante de Escenografía:

Construcción de Escenografía:

Iluminación: Jaroslaw Bielski

Vestuario: Rosa García Andújar

Diseño del Cartel: Jaime Nieto

Fotografía: Mikolaj Bielski y Antonio R.Barrera

Fecha del Estreno: 15/5/2015

Teatro: Réplika Teatro

Sala: Réplika Teatro

Otros Espacios:

Duración: 86 min

Género: Drama

 

La decadencia de una familia

Katerina Popiolkova

katerinaLa Compañía de Réplika Teatro hizo una versión actualizada y considerablemente más corta que la excelente obra de Anton Chéjov. El director de la puesta en escena y coautor de la versión textual, Jaroslav Bielski, se pronunció: “Este montaje pretende universalizar el texto de Chéjov, tratando de ver en él un aviso importante para los seres humanos de hoy en día, acostumbrados a vivir de espaldas a la realidad y resistentes a aceptar los cambios sociales y políticos.” Lamentablemente, en vez de universalizar y ofrecer una mirada fresca y contemporánea, los autores lograron crear un drama familiar patético.

De la amplia paleta original de personajes quedan solamente la terrateniente Ranevskaia con su su hermano Gaev, las dos hijas, Ana y Varia, el comerciante Lopajin, el estudiante Tropimov y el anciano criado Firs. Probablemente, por el afán de acercar los personajes temporalmente y geográficamente, se ven transformados sus nombres: Ranevskaia es Amanda, Gaev es Leopoldo, Lopajin se llama Sefarín, etc.

La idea de hacer una versión íntima y concentrada de esta gran obra chejoviana no estaría mal en sí, pero en este caso, por desgracia, el resultado se queda a medio camino. Aparentemente, los autores no logran equilibrar las grandes ambiciones de montar un drama sobre toda una época con el formato pequeño por el que optaron. Este desequilibrio, luego, afecta a todos los aspectos de la puesta en escena: muy buenas interpretaciones de Socorro Anadón, Raúl Chacón y Antonio Duque contrastan con las actuaciones mediocres del resto del reparto; algunas escenas están bien planteadas, como la de Ranevskaia (Amanda) y Lopajin (Serafín), cuando vuelve de la subasta, seguida de escenas muy flojas y sin motivación clara; la escenografía fija que representa una habitación infantil y que funciona en la primera escena de la obra, estorba en las escenas exteriores dónde carece de sentido alguno. En fin, muchas decisiones no tienen justificación alguna que aportaría al sentido y a la integridad del montaje.

El vestuario diseñado por Rosa García Andújar, acentúa las diferencias en el pensamiento y en la actitud ante la vida entre los aristócratas, frívolos y resistentes a aceptar los cambios que se producen en la sociedad y política, y la nueva generación, que se sabe adaptar a estas circunstancias cambiantes. La intención de crear este contraste se ve bien en los dos personajes con mayor protagonismo – Raneskaia (Amanda) y Lopajín (Serafín) – ella lleva un vestido elegante de época y él está vestido como un hombre de negocios de hoy.

En conclusión, el punto débil de este montaje es la puesta en escena que no sabía maridar el texto con el estilo escénico, lo que produce una incoherencia y desarmonía de resultado. Aunque la representación comprende unos momentos positivos, ante todo gracias a la excelente Socorro Anadón, falta una visión global y una unidad que la llevaría al éxito.

 

Estrella Savirón, “El jardín de los cerezos”, Agolpedeefecto.com (9/10) 

Nunci de León, “Chekov: El jardín de los cerezos en Réplika Teatro”, Periodistasenespaňol.com (10/10)  

 

Muchamierda.es, “El jardín de los cerezos, comentario”, (8/10) 

 

Julia Saez Ángulo y Dolores Gallardo, “El jardín de los cerezos, versión actualizada en el Teatro Réplika de Madrid, La Mirada Actual (10/10) 

 

José-Miguel Vila, “‘El jardín de los cerezos’, estupenda y actualizada versión de Jaroslaw Bielski y Mikolaj Bielski sobre el clásico de Chejov“, Ociocrítico.com (10/10) 

 

María Teresa Compte Grau, “El mundo que laguidece”, Hoyenlacity.com (4/5)

“El vestuario diseñado por Rosa García Andújar, acentúa las diferencias en el pensamiento y en la actitud ante la vida entre los aristócratas, frívolos y resistentes a aceptar los cambios que se producen en la sociedad y política, y la nueva generación, que se sabe adaptar a estas circunstancias cambiantes. La intención de crear este contraste se ve bien en los dos personajes con mayor protagonismo – Raneskaia (Amanda) y Lopajín (Serafín).”

Katerina Popiolkova

Estudiante de Máster en Teatro y Artes Escénicas, UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo