1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Título: Don Gil de Alcalá

Crítica: María García Mayo

Sinopsis: Miztitlán, la protegida del gobernador (conocida también por ‘Niña Estrella’) vive en un convento a la espera de casarse con Don Diego, un rico hacendado del país. Sin embargo, su corazón pertenece al capitán Don Gil de Alcalá, con el que deberá atravesar diversos obstáculos para lograr la bendición del gobernador, del virrey de Nueva España y de la gente de su alrededor, contando únicamente con la ayuda de los dos servidores de ambos.

Dirección: Emilio Sagi (escena), Antonio Fauró (Coro del Teatro de la Zarzuela)

Producción: Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo (2017)

Reparto: Celso Albelo, José Luis Sola, ,Sabina Puértolas, Irene Palazón, Carlos Cosías, Facundo Muñoz, Carol García, Lidia Vinyes-Curtis, Manel Esteve, Eleomar Cuello, Pablo López, Simón Orfila, María José Suárez, David Sánchez, Ricardo Muñiz, Miguel Sola, Orquesta de la Comunidad de Madrid

Escenografía: Daniel Bianco

Iluminación: Eduardo Bravo

Vestuario: Pepa Ojanguren

Música: Manuel Penella y Lucas Macías

Vídeo Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=-E_YkQeKKzA

Fecha del Estreno: 5 de mayo 2022

Teatro: Teatro de La Zarzuela

El renacer de Don Gil de Alcalá

María García Mayo

El pasado martes 3 de mayo de 2022 se llenó el patio de butacas del Teatro de La Zarzuela de Madrid durante dos horas con el ensayo pre general de la nueva ópera cómica en tres actos recuperada por Daniel Bianco, Don Gil de Alcalá.

Noventa años después de su nacimiento y estreno en Barcelona, Manuel Penella volvió a lograr un público encantado con su creación. La obra, género intermedio entre ópera y zarzuela, contó con un intervalo de descanso de quince minutos, pero ni con esas cansó a un público predominantemente joven.

Emilio Sagi fue el encargado de volver a darle vida a esta representación, y no sorprendió a nadie el éxito que logró con ella teniendo en cuenta sus anteriores logros dirigiendo espectáculos: en junio de 2006 ganó un premio a la mejor dirección de escena por su producción de “El Barbero de Sevilla”, en Mayo del 2010 el premio al mejor artista español de la prestigiosa revista lírica “Ópera Actual” y el premio de la crítica musical de Argentina al mejor espectáculo del año 2012 por la puesta en escena de “I Due Figaro” en el Teatro Colón de Buenos Aires.

La trama sucede en la época colonialista de España en América, donde Miztitlán, la protegida del gobernador (conocida también por ‘Niña Estrella’) vive en un convento a la espera de casarse con Don Diego, un rico hacendado del país. Sin embargo, su corazón pertenece al capitán Don Gil de Alcalá, con el que deberá atravesar diversos obstáculos para lograr la bendición del gobernador, del virrey de Nueva España y de la gente de su alrededor, contando únicamente con la ayuda de los dos servidores de ambos.

Lo que a primera vista parece ser una ópera desfasada logró más aplausos y ovaciones que algunos de los últimos estrenos del Teatro de La Zarzuela. No solo consiguió sacar las carcajadas del propio público, sino que además se contó con la admiración hacia la majestuosidad de la escenografía: tan sencilla como especial. Una serie de columnas color mármol, unas lámparas de araña estilo barrocas que bajaban del techo de vez en cuando y un par de fondos distintos sirvieron para conseguir embelesar a todo amante del teatro que presenció la escena.

Los colores utilizados se movían en toda la gama de blancos, crema y tonos cálidos, dando una sensación de calidez y cercanía que nos conducía, efectivamente, al calor que podía hacer en aquellos tiempos en la Nueva España.

En contraposición a esta sencillez, se observó un vestuario digno de una Gala del MET 2022 en condiciones. Siguiendo la gama cromática de la luz y la escenografía, el escenario se llenó de unos trajes con detalles brillantes y una ostentosidad de estética muy similar a la neoclásica. De esta forma se aunaron lujo y simpleza dando paso a un equilibrio perfecto entre ambos.

De la música poco se puede recriminar, fueron dos horas de cuerda que recordaban a una historia de princesas en un mundo muy lejano. Además, esta representación no contó con intervención dialogal sin música; todo lo que se hablaba era cantado, lo que aumenta la dificultad y hace que merezca reconocer el logro del reparto en su perfección técnica vocal, incluso después de tanto tiempo en escena.

La dificultad de la coreografía con tanta gente en el escenario durante dos horas volvieron a darle a Nuria Castejón los méritos de ser una de las mejores del panorama español.

En definitiva, Don Gil de Alcalá es un acierto de principio a fin. No ha intentado modernizar, ni ha intentado adaptar la trama, diálogos ni personajes al 2022; y de hecho si se hubiera intentado probablemente habría sido el único error que hubiera tenido la obra. Recuperar los clásicos es necesario sin ese forzoso intento de transportarlos a la actualidad, y obras como esta lo demuestran cada día.

9,5/10

Emilio Sagi nos habla de su DON GIL DE ALCALÁ, broadwayworld.com

Don Gil vuelve al Teatro de la Zarzuela 90 años después, madridiario.es

 

Don Gil de Alcalá es un acierto de principio a fin. Recuperar los clásicos es necesario sin ese forzoso intento de transportarlos a la actualidad, y obras como esta lo demuestran cada día.

María García Mayo

Alumna del Máster en Teatro y Artes Escénicas UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo