1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

 

Sinopsis: “Déjamelo por escrito” es un espectáculo de improvisación de largo formato en el que tomamos como inspiración esa pequeña nota que dejamos a un compañero sobre la mesa, o a nuestra pareja en la nevera. O tal vez ese papel que olvidamos en un cuaderno y que no volvemos a leer hasta pasados muchos años. Cuatro historias inéditas e irrepetibles basadas en los mensajes escritos por el público, que exploran el mundo de un pos-it, un trozo de papel arrancado o las páginas de un cuaderno. “Déjamelo por escrito” es el trabajo de final de curso de los alumnos de primero de Calambur, la escuela. Es la exploración de pequeñas realidades que esconden un universo.

Dirección: Elisa Espinosa

Producción: Calambur

Sala: Nave 73

Duración: 90 minutos

Género: Comedia

Web Oficial: Déjamelo por escrito

 

 

Las propuestas de Calambur siempre resultan amenas y, de requerirlo el espectáculo, muy divertidas. En este caso Déjamelo por escrito hacía aflorar los excelentes resultados que son capaces de conseguir la pasión, el tesón y el esfuerzo, todo ello sumado a la profesionalidad y al carisma que los caracteriza.

Uno de los puntos fuertes de esta improvisación era la total ausencia de soberbia, pues no son nada pretenciosos a la hora de ejecutar las improvisaciones, sino que se dejan llevar por la frescura, lo cual es un acierto y un regalo para los espectadores.

En el mismo espacio de Nave 73 pudo verse también su montaje Palabras -tal vez más redondo que esta segunda propuesta- donde nuevamente demostraron que se puede hacer reír, emocionar, entretener y hacer pensar a partes iguales a través de la improvisación.

Los distintos módulos de esponja que suelen utilizar para crear los distintos espacios actúan también como una buena manera de gestionar las transiciones, que a veces resultan torpes en las improvisaciones, pero que ellos saben solventar muy bien. Esto se debe a que el grupo que forman -esta vez más numeroso que en Palabras compacta y se compenetra a la perfección y -salvo algunos casos concretos en los que la falta de experiencia era manifiesta- esto se demuestra en el resultado y se debe a algo muy evidente: son un grupo de grandes actores con un amplio registro.

Lo bonito de este tipo de espectáculos es la magia y la ilusión que generan, siendo capaces de montar una pieza memorable con muy pocos recursos ornamentales y con apenas escenografía, mucha imaginación y mucho compañerismo. Se nota que dominan las técnicas propias de la improvisación, pero como todo buen artista, no dejan que se vea, logrando lanzar mensajes o moralejas a los espectadores como si todo hubiera sido orquestado desde un primer momento.

Sin lugar a duda, hay que estar muy pendientes de los próximos montajes de este grupo. De momento, dejamos esto por escrito.

José Ramón Sánchez-Pujante y Fernández, ITEM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo