1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Una noche, después de cerrar, X se dispone a grabar su podcast cuando de pronto aparece un tipo más mayor que necesita comprar un regalo para su novia, caso como una cuestión de vida o muerte. El tipo se hace llamar Y. A medida que avanza la conversación, X e Y comprueban que tienen más en común de lo que parece, hasta el punto de que terminan jugando una partida de rol que será crucial para ambos. Dados narra el viaje hacia ser quien se es realmente, hacia el encuentro con nuestra identidad y a nuestro derecho a ser quien de verdad somos.

Dramaturgia: José Padilla

Autoría: José Padilla

Dirección: José Padilla

Producción: Ventrículo Veloz

Producción ejecutiva: Verónica Pérez y Cristóbal Suárez

Distribución: Amaia Castañeda

Compañía: Ventrículo Veloz

Reparto: Almudena Puyo, Juan Blanco/Manuel Moya

Iluminación: Juanjo Llorens

Movimiento: Edu Cárcamo

Música: Sandra Vicente

Espacio Sonoro: Sandra Vicente

Fecha del Estreno: 24/09/2019

Teatro: Naves del Español, Matadero

Sala: Sala Fernando Arrabal B – Nave 11

Duración: 55 min

Premios: Premio Max 2019 a Mejor Espectáculo Juvenil

Web Oficial: https://www.ventriculoveloz.com/espect%C3%A1culos/dados/

Dados: ¿DECISIÓN O AZAR?

Andrea Hurtado Martínez – Universidad Complutense 

 

Dados es una historia que aborda la búsqueda de la identidad, nos habla sobre los prejuicios y las dificultades de la vida misma. La compañía Ventrículo Veloz retoma las funciones y esta vez se presentan en la sala Fernando Arrabal (Nave 11) de Matadero durante la primera semana de mayo. La escena ocurre en la trastienda de un local de cómics, juegos de rol, merchandising y videojuegos.  La composición sonora creada por Sandra Vicente ambienta la atmósfera. Hace que el espacio dramático se expanda a lugares inimaginables.

El autor y director José Padilla escribe Dados como parte de una serie de obras llamada “Trilogía Veloz” en las que aborda temas acerca del bullying, los TCA (Trastorno de Conducta Alimentaria) y la identidad de género, con la intención de establecer un contacto con el público juvenil y adulto. La pieza rodeada de alusiones al cine de ficción de los ochenta atrapa al patio de butacas a través del misterio que emerge de los personajes y la situación dramática. Les actores Almudena Puyo y Manuel Moya construyen a los protagonistas de la obra. Puyo se encargará de encarnar a un adolescente de 16 años que se hace llamar “X” y Moya interpreta a un desacomplejado hombre de unos 30 años que se nombra como “Y”. Estos apodos, seleccionados por el escritor, no son casuales, sino que los escoge de manera ingeniosa. La pieza trata la historia de la transición de un chico trans. Los cromosomas XY hacen referencia a la asignación de género que se da al nacer según el par cromosómico que tenga una persona. 

Los elementos que componen la escena tienen la función de acompañarla y apoyarla, pretendiendo destacar la interpretación y el desarrollo del relato. La escenografía es sencilla: a la izquierda una mesa con un ordenador y a su lado una lámpara de pie. A la derecha del escenario unas cajas de cartón apiladas. Juanjo Llorens se encarga de la iluminación. Esta juega un papel importante porque junto con la música de Sandra Vicente establecen los momentos de fantasía que se dan en la representación. Llorens utiliza además un panel de luces situado en el interior del escenario que presenciamos en todo momento, pero que lo incorporamos sin que llegue a resultar molesto dentro de lo dramático. Lo ilusorio también se enfatiza durante los momentos donde no ocurre diálogo sino movimiento. Edu Cárcamo se encarga de diseñar las coreografías. Les intérpretes escenifican una reñida y arriesgada partida de rol. 

Para el montaje uno de los elementos indispensable es el texto. La mayor tensión sucede en los diálogos entre los personajes. El lenguaje textual recrea imágenes sorprendentes. Será el reparto quién represente mediante el movimiento al dragón rojo del juego de rol, el espacio de la tienda y el que describa lo que no está dentro del escenario. Por otro lado, el medio espectacular se construye en el conjunto de todos los elementos, destacando la unión del movimiento, la música y la iluminación. Cabe recalcar la magnífica habilidad de les actores para la construcción del personaje. Puyo compone a un adolescente desconfiado, entusiasmado por sus aficiones, con una fuerza muy potente en el escenario. El trabajo que le intérprete realiza a nivel vocal y corporal es magistral. El vestuario también va acorde con la composición del montaje. Es utilizado para situar al público en el lugar de la escena sin dejar espacio a la distracción.

La tercera pieza de la trilogía nos habla del azar, de la coincidencia, de lo que no se puede elegir, del camino que se hace durante la adolescencia o la adultez acerca de la identidad. El personaje de “Y” aparece en la vida de “X” para impedir un suceso que le desencadenaría un terrible final. Esta decisión revierte la posibilidad del azar y convierte la acción en algo decidido y autodeterminado.

 

Artezblai, “Los Teatros del Canal presentan ‘Dados’, comedia sobre la identidad de género en la adolescencia”, Artezblai [7/10]

Aldo Ruiz, “Dados: José Padilla completa su genial trilogía con un fantástico y valiente montaje sobre la identidad de género”, El teatrero [8’8/10] 

Fernando Solís, “Dados de Ventrículo veloz”, el pequeño espectador [9/10]

Entrevistas y reportajes

Entrevista: Almudena Puyo, “protagoniza Dados”, podomatic

 

Entrevista: Almudena Puyo, “regresa dados, una obra necesaria”, Revista Godot 

 

Entrevista: Juan Blanco, “Dados, innovadora experiencia teatral sobre un adolescente trans”, Grupo EGF

 

Entrevista: Manuel Moya, “Es muy especial retomar la actividad con Dados”, El Eco de Valdepeñas

 

 

 

“Cabe recalcar la magnífica habilidad de les actores para la construcción del personaje. Puyo compone a un adolescente desconfiado, entusiasmado por sus aficiones, con una fuerza muy potente en el escenario. El trabajo que le intérprete realiza a nivel vocal y corporal es magistral. El vestuario también va acorde con la composición del montaje. Es utilizado para situar al público en el lugar de la escena sin dejar espacio a la distracción.”

Andrea Hurtado

Universidad Complutense Madrid

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo