1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Sinopsis: Érase una vez una ciudad cualquiera con interminables avenidas, paradas de autobús o parques donde sus habitantes se cruzaban apenas sin mirarse, sin conocerse. Empujados por las prisas de la vida moderna y envueltos por el anonimato de la metrópolis, una pareja se encuentra rompiendo el hechizo. De repente, todo parece cobrar sentido, sus miradas se cruzan provocando un chispazo instantáneo. Sus vidas cambiarán a partir de ese momento. Oficialmente se han enamorado. Pero para un miembro de esta pareja llega el momento de revelar un secreto íntimo que puede hacer que todo salte por los aires…

Dramaturgia: Asier Andueza

Autoría: Abel Zamora

Adaptación: Abel Zamora

Dirección: Asier Andueza

Producción: Asociación Imagina MÁS

Reparto: Fernando Bodega, Juan Silvestre, Daniel De Llano, Carla Piñana.

Escenografía: Patricia Huertas

Iluminación: Álvaro Manzano

Vídeo Promocional: Comiéndote a besos

Sala: Nave73

Duración: 90 minutos

Género: drama

Web Oficial: Comiéndote a besos

 

Ya era un hecho que la canción de María Rozalén era preciosa y, además de preciosa, necesaria. Pues de igual modo este montaje es tan necesario como precioso. Si bien peca en ciertos momentos de estar un poco edulcorado, lo cierto es que el resultado es bueno tanto por la dramaturgia como por la dirección, la interpretación, la música, la iluminación y el resto de elementos que hacen que una obra funcione.

El componente didáctico de la obra no diluye el componente artístico de esta y además engrandece el montaje. Nos enseña muchas cosas sin caer en lugares comunes y sin pretender convencernos de nada. Nos muestra a personas reales que luchan por entender lo que les sucede alrededor y que intentan vivir la vida amando, pese a quien le pese y pese a todo. Se juega con lo cotidiano y lo extremo, con la felicidad y la rabia, la impotencia y la aceptación, mostrando unas parejas de lo más normales, tanto como podría serlo cualquiera.

Estamos ante una historia de aceptación y de lucha, de liberación y de ruptura de barreras. La obra nos muestra a personas reales, con distintas realidades y las que el azar ha dañado con la terrible enfermedad del VIH. Lo que antes era sinónimo de muerte -además de otras muchas más cosas- es tratado en la obra de un modo natural y sincero.

Una de las claves de la obra radica en que esta se maneja con desenvoltura entre diversos géneros, desde la comedia a la tragedia pasando por el drama, el musical y el vodevil, lo cual demuestra lo bien ejecutada que está la pieza y pone de relieve el gran empeño por defender una propuesta artística además de querer lanzar un mensaje.

La acogida del público demuestra el gran acierto del montaje desde todos los puntos de vista y los comentarios de los espectadores ponían de manifiesto lo bien ejecutada que estaba la historia y lo acertado del elenco. Recomendable este montaje, sin duda.

José Ramón Sánchez-Pujante y Fernández, ITEM

 

Luis Muñoz Díez, Tarántula. Revista cultural, “Un cuento para disipar el recelo a las personas con VIH»

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo