1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: La obra se centra en dos personajes: Melissa Gardner y Andrew Makepeace Ladd III, que se leen el uno al otro las notas, cartas y postales en las que, durante casi cincuenta años, se han contado las esperanzas, ambiciones, sueños, decepciones, victorias y fracasos que han tenido a lo largo de su vida. Andrew Makepeace Ladd III y Melissa Gardner, ambos nacidos en el seno de una familia rica y de buena posición, son amigos de la infancia, y su correspondencia comienza con una tarjeta de agradecimiento por un cumpleaños y continúa con postales desde sus lugares de veraneo. Se suceden cartas en las que se manifiesta una atracción mutua, a lo largo de su periplo en internados y universidades. Mientras que Andy estudia leyes en Yale con excelentes notas, Melissa va de colegio en colegio suspendiendo. Mientras Andy se va a la guerra, Melissa se casa, pero su nexo con Andy permanece fuerte y mantiene el contacto incluso cuando éste se casa, se convierte en un abogado de éxito, se mete en política y, finalmente, es elegido para el Senado de los Estados Unidos. Mientras tanto, con un matrimonio destrozado, Melissa coquetea con el arte y los gigolos, bebe más de lo que debería y se ve separada de sus hijos. Con el tiempo, ella y Andy tienen una aventura amorosa breve, pero ya es demasiado tarde para ellos.

Autoría: Albert Ramsdell Gurney

Traducción: Cristina de la Peña

Adaptación: David Serrano

Dirección: David Serrano

Producción: Producciones Abu, Bucharta y Milonga Producciones

Producción ejecutiva: Lola Graiño

Distribución: Producciones Teatrales Contemporáneas

Reparto: Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán

Escenografía: Mónica Boromello

Construcción de Escenografía: Scnik Movil

Iluminación: Ion Aníbal López

Vestuario: Mónica Boromello

Fotografía: Jerónimo Álvarez / Elena C. Graiño

Fecha del Estreno: 29 de septiembre de 2016

Teatro: Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial

Duración: 1 hora y 25 minutos

Web Oficial: Producciones Teatrales Contemporáneas

La pieza de A.R. Gurney Cartas de amor es un caso sui generis dentro de la literatura teatral del siglo XX. Concebida como novela epistolar, el autor era ya un conocido dramaturgo cuando se la propuso bajo tal forma a un editor, que la rechazó por parecerle más bien una obra de teatro. Gurney reutilizó su trabajo como lectura dramatizada: un hombre y una mujer, que se han sentido atraídos amorosamente desde la infancia, leen las cartas que han escrito al otro durante más de medio siglo. Es una de las piezas más sencillas de montar de todo el repertorio. No necesita decorados, ni siquiera un teatro. Tampoco requiere de muchos ni largos ensayos, pues los dos actores leen las cartas y no han de memorizar el texto. A causa de ello, se ha convertido en un vehículo para intérpretes consagrados que ya no gozan de la energía de la juventud o que simplemente carecen de tiempo para una producción más convencional. La lista de actores estadounidenses famosos que la han interpretado desde su estreno en 1988 es larguísima, y se ha traducido a veinticuatro lenguas y producido en más de cuarenta países. En España fue introducida por Analía Gadé en 1992 con Alberto Closas y, después de fallecido este, con José Luis Pellicena en 1997, pero desde entonces no se había vuelto a llevar a las tablas.

El gran aliciente de esta nueva producción es, obviamente, el regreso de Julia Gutiérrez Caba, que retorna a los escenarios a los 84 años después de quince de ausencia (uno no debería de escribir semejantes barbaridades, pues todavía recuerda el rapapolvo de Francesca Bertini a la prensa al ser felicitada por su noventa cumpleaños cuando a la sazón no tenía nada más que 86, pero Julia Gutiérrez Caba es una gran dama del teatro en vez de una diva del cinematógrafo y quizá nos perdone). Ella y Miguel Rellán se encargan de recrear escrupulosamente los sentimientos que tenían sus respectivos personajes al poner la manos sobre el papel para escribir cada una de sus cartas en el progreso de su larga relación. La puesta en escena proporciona los elementos adecuados a su labor. La escenografía de Mónica Boromello se ajusta a lo esencial, con un sofá modular alargado e interrumpido por un elemento central, e Ion Aníbal crea la atmósfera adecuada, con una iluminación general que se va reduciendo hasta sólo quedar los focos que iluminan a los protagonistas, con un fondo de lámparas que se van apagando hasta quedar dos, una detrás de cada personaje. La dirección de David Serrano respeta las indicaciones esenciales para la representación de la pieza: ambos intérpretes se hallan siempre presentes en el escenario, cada uno sentado en un lado del sofá, pero sin llegar a mirar al otro en ningún momento.

Cartas de amor parece tener un atractivo universal, pero no deja de ofrecer aspectos que pueden alienar a algunos espectadores. Unos pocos años antes, en 1985, Gabriel García Márquez había conseguido un best-seller internacional con El amor en los tiempos del cólera, ciertamente otro amor de senectud, pero sus personajes principales, Florentino Ariza y Fermina Daza, estaban hechos de distinta pasta y cortados según un patrón muy diferente. Los protagonistas de Cartas de amor son Andrew Makepeace Ladd III y Melissa Gardner, pertenecientes a la flor y la nata de la alta sociedad estadounidense. Sus vidas han transcurrido en el privilegio y durante un periodo marcado en otros países por la catástrofe (no hay más que pensar en la posguerra española). El público puede llegar a pensar que su amor no va más allá simplemente porque no pasa de ser un sentimiento más bien tibio. Y es ahí donde se produce el triunfo decisivo de Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán, al lograr la difícil labor de transmitir un pequeño mundo de sentimientos frustrados que laten oprimidos bajo un cúmulo de obligaciones sociales apenas soportable.

Juan Carlos Bayo Julve

SET – ITEM

María Robert, El País: “Papeles que cuentan toda una vida”

El blog de míster tal: “Una sencilla historia de amor y/o amistad”

Aldo Ruíz, El teatrero: “Hermosas ‘Cartas de amor’”

David García Vázquez, Desde el patio: “Espectáculo que gusta”

José-Miguel Vila: “‘Cartas de amor’: romanticismo y emoción a raudales, y dos maestros de la palabra”

 

‘Cartas de amor’: romanticismo y emoción a raudales, y dos maestros de la palabra

José-Miguel Vila

Espectáculo que gusta

David García Vázquez

Desde el patio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Logo