1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: La Rana Nana, después de sus aventuras en su viaje a la luna (Una rana en la luna) emprende un nuevo viaje, esta vez hacia la playa. La Rana Nana quiere saber qué hay al final del mar y si sería posible navegar hasta ahí. Desde su isla, Nana recibirá la visita de un cangrejo, un pulpo y una manta raya que intentarán ayudarla a resolver sus curiosidades y le enseñarán un poco más de un mundo desconocido para ella: el mundo marino. Con esta obra pretendemos acercar a los más pequeños al mundo teatral, captando su atención con luces, música, colores y elementos táctiles que les permitirán vivir la aventura casi como si se encontraran formando parte de ella.

Dramaturgia: Irene Soler

Autoría: Irene Soler

Dirección: Irene Soler y Llorenç Miralles

Reparto: Wendy Gara y Estefanía Rocamora

Escenografía: Rubeiro Rua

Iluminación: Area Martínez

Fecha del Estreno: 2019

Teatro: Teatros Luchana

Duración: 30 minutos

Género: Teatro para bebés

Una rana en el mar, un espacio para el juego sensorial y el conocimiento

 Sandra Domínguez Bautista – Máster en Teatro y Artes Escénicas

Una rana en el mar es una obra de teatro para bebés en la que, a pesar de tener texto y hacer que se dude del entendimiento de los más pequeños sobre ella, se ha sabido jugar con las palabras claves básicas en la educación infantil en la cotidianeidad y en relación a la temática, y su repetición, la ralentización de la dicción del texto, y “el cantar” las historias, que para los niños de cero a tres años no es entendible pero sí es sensorial. Y los que tienen desde esa edad hasta los cuatro pueden disfrutar del cuento introduciéndose en las enseñanzas. Los mensajes finales son motivacionales tanto para los niños más grandes capaces de entender como para los adultos: “he aprendido a no tener miedo” y “la vida es el  mejor viaje del mundo”.

 

La naturalidad con la que las actrices Wendy Gara y Estefanía Rocamora representan esta función crea confianza y cercanía en niños y adultos.  El “dejarse llevar” por la curiosidad y no estar reticente para sentir es muy importante en este tipo de obras, donde el juego sensorial y el aprendizaje es primordial, y en Una rana en el mar se consigue con creces.

 

Entre la expresión corporal de las intérpretes destaca el juego con las diferentes marionetas, así como el acercamiento al público para hacerle sentir cada sonido o textura. Consiguen animar a todos los adultos de la sala para participar en las canciones y eso hace que los bebés tengan también esa conexión con su familia y el teatro, aprenden muchísimas cosas interesantes junto a sus padres, como a tocar las palmas, a hacer la ola con los brazos, a soplar, a conocer diferentes animales como el cangrejo, el pulpo o la manta raya, conocer el sonido de las olas a través del palo de lluvia, entre otros y sentir la textura acuosa aplastando burbujas o ver la oscuridad del océano. Y todo esto sintiéndolo de cerca, ya que las actrices pasean por el público con los diferentes objetos, por lo que los cuerpos pueden impregnarse de sensaciones y relajarse y fluir con ellas.

 

En resumen, Una rana en el mar, dirigida por Irene Soler y Llorenç Miralles, es un despertar de las sensaciones que impulsa un espacio para el juego y el conocimiento. La rana Nana conduce al espectador por muchos lugares representados con una escenografía fija de espacio continuo con corpóreo de isla y practicable de barco, donde aparecen diferentes personajes de animales e incluso un pirata, que introducen al público en este maravilloso mundo del sentir y que no deja indiferente a nadie.

Página oficial: https://luchanakids.es/cartelera/una-rana-en-el-mar/

 

 

“Una rana en el mar, dirigida por Irene Soler y Llorenç Miralles, es un despertar de las sensaciones que impulsa un espacio para el juego y el conocimiento. La rana Nana conduce al espectador por muchos lugares representados con una escenografía fija de espacio continuo con corpóreo de isla y practicable de barco, donde aparecen diferentes personajes de animales e incluso un pirata, que introducen al público en este maravilloso mundo del sentir y que no deja indiferente a nadie.”

Sandra Domínguez Bautista

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo