1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Sinopsis: Acaba de producirse un atentado en un importante museo del corazón de Europa. Marc y Helen han salido casi ilesos y se han escondido en un cuarto de limpieza. ¿Qué hacer para sobrevivir? ¿Cómo reaccionar? ¿Habrán muerto las personas que venían con ellos? ¿Hasta cuándo deben permanecer encerrados?

Dramaturgia: Félix Estaire

Dirección: Xus de la Cruz y Félix Estaire

Ayudante de Dirección: Gabriel Fuentes

Producción: Teatro Español

Reparto: María Morales, Ángel Ruiz, Eva Rufo

Escenografía: Alessio Meloni (AAPEE)

Ayudante de Escenografía: Quique Uhalte

Construcción de Escenografía: Readest

Iluminación: Lola Barroso (A.A.I)

Vestuario: Vanessa Actif (Aapee)

Ayudante de Vestuario: Paola De Diego

Realización de Vestuario: Rafael Solís

Espacio Sonoro: Sandra Vicente

Vídeo Promocional: https://www.youtube.com/watch?v=2pdxvHzOvow

Fecha del Estreno: 16 de enero del 2020

Teatro: Teatro Español

Sala: Margarita Xirgu

Duración: 1 hora y 20 minutos

Web Oficial: https://www.teatroespanol.es/atentado

Crítica teatral de Atentado

Atentado: una obra que a través del cuestionamiento nos revela que hay detrás de lo que se nos presenta a simple vista

 Ixchel Lacroix – Alumna Máster en Teatro y Artes Escénicas 

            Atentado, presentada en la Sala Margarita Xirgu, del Teatro Español, concluye su temporada con funciones totalmente llenas. Una obra que el autor, Félix Estáire, finalizó de escribir en el 2017 y que pudo ver la luz hasta este año, se presenta bajo la dirección del dramaturgo y la codirección de  Xus de la Cruz, logrando conformar un gran equipo de trabajo que junto con todos los que formaron parte de este montaje, consiguieron que el resultado fuese el de una gran puesta en escena digna de haber capturado la atención de todos los espectadores.

            Como el mismo nombre de la obra lo indica, el espectador va a asistir a una función en donde el tema principal, o mejor dicho, el hilo desencadenante para contar lo que realmente se quiere contar, es un atentado, que ocurre en un importante museo en el centro de Europa y donde uno puede percibir las referencias a acontecimientos reales como los atentados de Atocha o en la sala de espectáculos de París, Bataclan. Si bien, el dramaturgo lo ha mencionado, se tuvo mucho cuidado al tratar el tema debido a la susceptibilidad que pudiese existir entre la gente, así mismo, cuenta que el tratamiento se realizó con mucha cautela para trasmitir lo que realmente se quería decir y que el texto no se prestara a múltiples reinterpretaciones. Pese a todo el trabajo que hay detrás de ello, considero que llega un momento en la representación, en donde el discurso se vuelve reiterativo y se le da muchas vueltas al asunto logrando la sensación de una prolongación intencionada de la historia y no un resultado orgánico en la continuidad de los diálogos.

            En cuanto al contenido del discurso, como ya se mencionó, el tema aparentemente principal es el atentado, no obstante, éste pasa a un plano secundario desde el momento en el que inicia la obra y Natalia, la jefa de informativos, comienza su discurso hablando de las obras de arte que la rodean y generando cuestionamientos en los asistentes  sobre qué es lo que realmente ven, qué es lo que piensan al ver esas imágenes, qué se esconde realmente detrás de una simple imagen y las múltiples interpretaciones que se pueden dar a ellas a través de la información que se posee; es así que sembrando la duda, el espectador puede darse cuenta que de lo que se va a tratar es de la verdad, de lo que puede y no puede ser y del cómo, más adelante, se nos muestra la facilidad con la que se puede llegar a manipular la información en los medios. El planteamiento está expuesto a manera de pequeños soliloquios, diálogos y apartes, con una línea temporal que alterna el presente y el pasado y con una fábula que comienza con el asesinato de la hija del encargado de las cámaras del museo, antiguo profesor de comunicación, que pelea porque la verdad sea la expuesta y no un resultado que se presenta a la audiencia por datos manipulados.

            Ante todo, los actores están muy bien colocados. Cada uno presentó un dominio tal de su personaje a través de las particularidades que le atribuían. La gesticulación del rostro, los tonos de voz, el manejo del vestuario, que si bien el trabajo realizado por Vanessa Actif fue muy acertado ante la elección de la vestimenta, ya que éste nos revela un poco la condición social/laboral que cada uno de ellos tiene, los actores demostraron la familiaridad que tenían con éstos sintiéndose a gusto en ellos con cada uno de los movimientos y la soltura con la que se desplazaban en el escenario.

            Si bien, todos estos elementos contribuyeron en gran parte para tener cautiva la atención del espectador, algo que resalta mucho desde que uno ingresa a la sala y que apantalla a primera vista, es la escenografía, diseñada por Alessio Meloni. Si hubiese habido alguien entre los espectadores que no conociese la sala con anterioridad, es muy probable que hubiese experimentado un sentimiento de confusión ya que, debido al gran realismo de la escenografía, si no fuese por la ubicación de las butacas frente al escenario, uno hubiese sentido que realmente estaba entrando a la sala de un museo, sin embargo, algo que ayudó mucho a esta ilusión, fue el acompañamiento de la iluminación de Lola Barroso. Gracias a este acompañamiento, la escenografía pudo crear una sensación de amplitud dentro de la sala y las tonalidades de las que estaban compuestos tanto el techo como el suelo escenográfico, llegaron a crear por momentos una claridad que parecía proveniente de una luz natural. Otro de las atributos de esta mancuerna lumínica-escenográfica se da una vez avanzada la función. Conforme la trama va avanzando, el foco se dirige a la pintura que se encuentra justo en el centro de la pared escenográfica y el juego de luces nos muestra lo que está oculto ante nuestros ojos, otro escenario que representa un cuarto de limpieza y poco a poco las demás pinturas comienzan también a develar lo que realmente hay detrás de ellas, creando un sustento del argumento de la obra que, como ya se mencionó, gira entorno a lo que es verdad y en el cómo se nos presentan las cosas.

            A través de todos estos elementos, Atentado brinda una polifonía informacional que se le presenta al espectador mediante el espacio escenográfico, sonoro, lumínico, actoral, que logra envolver al público en una atmósfera de horror y angustia, logrando que el thriller genere en el público la ansiedad por ver cómo se resuelve la trama y se convierte en una obra que logra generar la reflexión en el espectador.

 

José Antonio Alba, « Las consecuencias de manipular la verdad suben al escenario del Español con ‘Atentado’» Teatro Madrid  [7/10]

Marcos Ordóñez, “Terrorismo: daños colaterales”, El País [8/10]

Rocío García, “¿Qué ocurre en el instante después de un ataque terrorista?”, El País [8/10]

Víctor M. Seoane, “Teatro: Atentado. Teatro Español”, Vista Teatral [9/10]

José Miguel Vila, “Atentado. Daños colaterales”, Ocio Crítico [8/10]

Diego Da Costa, “Atentado: El espejo roto de la verdad.”, Cinema Gavia [8/10]

Julio Bravo, “¿Qué lleva a una persona cometer un atentado?”,  ABC Cultura [7/10]

“La obra teatral Atentado reflexiona sobre los ataques terroristas en Europa y la ‘influencia’ de los medios.”, Europa Press. [8/10]

José Catalán Deus, “Atentado dramatúrgico.”, Periodista Digital. [6/10]

Atentado.”, Revista Godot [10/10]

Luis de Luis, “Teatro: Xus de la Cruz y Félix Estaire estallan la realidad en Atentado.”,  Periodistas en español. [8/10]

Isamael Lomana, “Sucia posverdad“,  En platea. [7/10]

“Teatro Español estrena Atentado en la sala Margarita Xirgu.” Bamboo Grows Deep. [7/10]

Horacio Otheguy Riveira, “Atentado: terrorismo y medios de comunicación”. Culturamas [4/10]

 

Aldo Ruíz, “Atentado: interesante Thriller político que brilla por su espléndida puesta en escena y por sus grandes interpretaciones”,  El Teatrero [7,5/10]

Hugo Álvarez Domínguez, “Atentado, o reconstruir los relatos según el punto de vista”, Butaca en anfiteatro. [5/10]

Ángel Esteban Monje, “Xus de la Cruz y Félix Estaire están al frente de esta propuesta gélida sobre manipulación informativa”,  Kritilo [4/10]

“El terrorismo protagoniza el thriller teatral Atentado.” El diario

 

Atentado brinda una polifonía informacional que se le presenta al espectador mediante el espacio escenográfico, sonoro, lumínico, actoral, que logra envolver al público en una atmósfera de horror y angustia, logrando que el thriller genere en el público la ansiedad por ver cómo se resuelve la trama y se convierte en una obra que logra generar la reflexión en el espectador.”

Ixchel Lacroix

Máster UCM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo