1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Sinopsis: Semíramis vive enjaulada desde su nacimiento al cuidado de Tiresias, un anciano ciego que le cuenta historias de dudosa credibilidad sobre sus padres y su origen. Alertados por los vecinos, dos agentes de policía ponen fin a este encierro de 12 años que se convierte en un caso mediático y que marcará la vida de la protagonista que, a partir de entonces, pasa su adolescencia en varios centros de acogida. Ya adulta, Semíramis deja atrás su pasado y se incorpora al mundo laboral como becaria de la compañía energética Nínive SA, donde desarrollará una meteórica carrera empresarial pese a las numerosas trabas que, por ser mujer, encontrará en su camino. Un ascenso y una caída que siempre estuvo en sus manos, o en las estrellas.

Dramaturgia: José María Esbec Con apoyo de Zaida Alonso y Fernado Mercè

Dirección: José María Esbec

Producción: ThreeR Teatro

Reparto: Felipe García Vélez; Venus López; Zaida Alonso; Fernando Mercè; Daniel Orgaz.

Escenografía: Rosalía Pérez

Iluminación: Tomás Ezquerra

Movimiento: Daniel Orgaz

Videoescena: Miguel Álvarez

Espacio Sonoro: Miguel Álvarez

Diseño del Cartel: Fernando Marcè

Crítica teatral de Aire

José Gabriel López Antuñano

Sobre el cañamazo de La hija del aire de Calderón de la Barca se construye el argumento de esta obra, que condensa las dos partes: la primera centrada en el encierro de Semíramis a manos del viejo Tiresias (en el recuerdo el secuestro y las violaciones de Josef Fritzl a su hija en Amstetten, Austria, durante decenas de años) y su liberación; la segunda, sobre la ambición de esta mujer en el mundo de la empresa, para escalar en lo profesional y social, en un entorno dominado por los hombres. Se presenta a una Semíramis sin escrúpulos que se enlaza con el director de una firma comercial para preservar su trabajo primero, y conseguir presidir la firma, después de matarle violentamente. Las condiciones laborales no son fáciles y, como en el drama de Calderón, el arrojo y la ambición corren parejas para quitarse de en medio a cualquier competidor varón, hasta que es víctima de uno de ellos y su muerte se presenta como un caso de violencia machista. Entre ambas partes, el entremés, en Aire, en forma de imágenes proyectadas de la sociedad actual.

El cañamazo del drama áureo está y sobre se hilvana esta fábula, que utiliza algunos de los nombres de los personajes (Semíramis, Nino, Ninias, Friso, Tiresias, etc), un esbozo argumental y apenas texto (solo algún verso proyectado). Sin embargo, pese a este guiño, no se necesita conocer el drama de origen para seguir bien esta propuesta, centrada en la mujer codiciada y codiciosa. Aire está escrita con escenas breves que transcurren con rapidez, pero sin precipitación, que se concatenan y desembocan en un final trágico. En el texto hay humor, guiños a comportamientos del presente y la prevalencia de un lenguaje visual, más próximo a la secuencia cinematográfica que al decurso explicativo de la oralidad teatral. Por otra parte, la obra se concibe con la fusión de acciones y palabras de los actores sobre el escenario, la proyección de imágenes sobre una pantalla situada en el foro, que se complementan para narrar la fábula, y la utilización de micrófonos para las partes narradas de la historia. Las imágenes proyectadas detentan una significación, que permite un recorrido mayor al personaje de Semíramis. Esta mistura de lenguajes bien concebida y realizada es, quizás, lo más interesante de este espectáculo, concebido para contar una historia, que le sitúa al espectador frente a su propia realidad para reconocerse.

Los cinco actores permanecen durante todo el tiempo en el escenario, dentro del área de interpretación o fuera de ella, si no intervienen en la escena. Se acomodan bien al tempo-ritmo rápido de la propuesta escénica y dicen con claridad, lo que es muy de agradecer; proyectando y sin precipitar la elocución. Esto ayuda a la comprensión de la propuesta. Las escenas se componen con vivacidad y un calculado direccionamiento en los recorridos y la posición que los actores ocupan en cada momento. Todos se integran y se complementan, sin estorbarse en un espectáculo de estas características, que requiere precisión y definición para comunicar con el público. En suma, un espectáculo entretenido, bien realizado, donde la fusión de lenguajes y la rapidez de la historia requiere una sostenida tensión de todos los intérpretes y una marcada intencionalidad.

 

José Gabriel López Antuñano

“En suma, un espectáculo entretenido, bien realizado, donde la fusión de lenguajes y la rapidez de la historia requiere una sostenida tensión de todos los intérpretes y una marcada intencionalidad.”

Jose Gabriel López Antuñano

1 Comentario

  1. José Manuel Boyero Moreno

    A mi me emociono mucho
    Gran adaptación
    Actores geniales
    Que más se puede pedir
    Todo. Muy redondo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Logo